Cádiz

Cádiz tendrá una nueva playa de 300 metros junto a la muralla

  • La Demarcación de Costas invertirá cerca de doce millones de euros y 17 meses de trabajo en regenerar de nuevo Santa María del Mar y ampliar el litoral gaditano en la zona del baluarte de San Roque

La ciudad de Cádiz no puede crecer en superficie, limitada a poco más de doce kilómetros cuadrados de extensión, pero sí lo va a hacer en lo que respecta a su litoral. Los 7.220 metros lineales de los que actualmente disfruta se van a ver incrementados en otros 300 metros dentro de unos meses, cuando la Demarcación de Costas haya concluido su proyecto de creación de una nueva playa entre Santa María del Mar y el baluarte de San Roque.

Esta operación viene ya de largo. Fue uno de los compromisos que planteó Costas a la ciudad cuando hace unos cinco años se desistió de la ejecución de un aparcamiento subterráneo y un nuevo paseo marítimo junto a la playa de Santa María del Mar, por el riesgo de hundimiento en edificios vecinos que la nueva construcción podía ocasionar. En aquel momento, el Ministerio de Medio Ambiente se comprometió a destinar el dinero inicialmente previsto para esta obra en otras actuaciones dentro de la propia capital.

Finalmente, Costas ha concluido el proyecto cuya denominación 'Tratamiento integral del borde litoral en el baluarte de San Roque y Regeneración de la playa de Santa María del Mar' explica claramente las dos actuaciones a emprender.

Por una parte, este departamento público creará una playa de unos 300 metros de longitud entre el espigón norte de Santa María del Mar y el baluarte de San Roque.

La nueva playa nacerá con un aporte inicial de 398.000 metros cúbicos de arena, procedente del placer de Meca del que en su día ya se surtió la playa de la Victoria para su regeneración. El objetivo es contar con una anchura mínima de 35 metros en pleamar.

La construcción de la nueva playa significará también la retirada de los bloques de hormigón que actualmente sirven de defensa contra los oleajes y que en parte se instalaron recientemente en la zona. Estos bloques se van a reutilizar para reforzar el espigón norte de Santa María del Mar, que se encuentra en muy mal estado, sirviendo además de frontera para las dos playas.

Eliminados estos bloques, cuya utilización va a suponer un sensible ahorro de dinero y de tiempo para la obra a ejecutar, provocará una actuación de Costas en el borde litoral. Aquí se ha rediseñado una nueva obra de defensa algo más retranqueada que el actual talud, lográndose así más espacio libre. Ello, según Costas, "redundará en una apreciable mejora estética del entorno urbano y de la propia estabilidad de la playa". Todo se completará con la urbanización superior del paseo marítimo y la creación de accesos peatonales para los usuarios, tanto mediante rampas como con escaleras. Se apuesta por mantener el talud natural aunque llevando a cabo un estudio de vegetación para el mismo, mejorando de esta forma su imagen y su propio mantenimiento.

Junto a esta novedosa operación, la futura playa estará unida a la ya antigua de Santa María del Mar donde Costas también plantea introducir mejoras.

Esta zona del litoral de la capital, de apenas 370 metros de longitud, es la que más sufre por los temporales de viento y lluvia. Las pérdidas de arena han sido continuadas, a pesar de los dos espigones instalados hace ya unos años.

Ahora, tras analizarse las corrientes marinas y los problemas específicos de esta zona, los técnicos de Costas han optado por reforzar el espigón norte y, a la vez, construirá un dique sumergido entre los dos espigones existentes. Una vez realizada esta operación, está previsto el vertido de 90.000 metros cúbicos de nueva arena con lo que se espera se normalice el estado de este tramo del litoral gaditano.

Costas ha realizado en los últimos meses trabajos de mantenimiento en el talud de Santa María del Mar, que sufrió una importante reforma hace unos años; por su parte, la Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta ha instalado bajo tierra un emisario para el vertido de aguas pluviales cuyas obras han provocado el cierre parcial de Santa María del Mar durante este verano.

La inversión que va a realizar Costas tanto en esta playa como en la nueva bajo el baluarte de San Roque alcanza los 11,84 millones de euros. De esta cantidad, 9,6 millones de euros se destinan a la ampliación del litoral y al arreglo del talud, mientras que el resto irá para la regeneración de Santa María del Mar.

El proyecto se encuentra en la fase inicial de tramitación ambiental por lo que aún no se puede fijar una fecha para el inicio de las obras. En todo caso, el plazo total de ejecución es de 17 meses, por lo que la zona podría estar totalmente terminada a lo largo del 2012, si no hay problemas en el procedimiento administrativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios