Cádiz

Cádiz sigue mostrando su fidelidad a la Virgen del Rosario

  • La Patrona procesionó en la tarde de ayer en una jornada marcada por los aniversarios y por la cantidad de público que la siguió en el recorrido

La fidelidad a la Virgen del Rosario no entiende de política. Los vecinos de Cádiz se vuelcan como cada año, y van 150, que es la Patrona de la ciudad. No están todos, ni muchísimo menos, pero desde por la mañana y a lo largo de toda la jornada, Santo Domingo y allá por donde discurrió la procesión fue un hervidero de personas.

Hay números redondos. 25, por ejemplo, que es el número de años que lleva la cuadrilla de cargadores de la Patrona siendo sus pies en cada 7 de octubre. 50, todo un medio siglo, en el que esta Virgen está considerada como alcaldesa perpetua y, por ello, lleva en el frontal del paso el bastón de mando de la ciudad. O 150, que es el número de años que lleva la Galeona siendo Patrona de la ciudad. Pero hay cosas que no se pueden contar, intangibles, como la masa que recibe cada a año a la Patrona o el amor que le profesa muchos de sus vecinos.

Ayer a las seis y media de la tarde el claustro del convento de Santo Domingo era un hervidero de personas entre todos los representantes de las distintas hermandades y asociaciones que procesionan con la Virgen del Rosario, sus cargadores y también la Banda de Música Maestro Dueñas, este año sin su director Javier Alonso, que se encuentra de luna de miel.

Al ser un año especial, la junta de Gobierno encargó una marcha dedicada a la Virgen del Rosario a Cristóbal López Gándara, de la que salió 'Galeona', que ayer se estrenó precisamente en el claustro del convento. También había otra composición que ayer se escuchaba por primera vez y de nombre muy parecido, 'La Galeona', que ya compusiera hace unos años el gaditano Juan Antonio Verdía.

En la iglesia, mientras tanto, el prior de los dominicos, Fray Pascual Saturio Medina, con su hábito ejercía casi de fiscal de la procesión que se iba poniendo en marcha poco después de las seis y media de la tarde. Uno a uno iba nombrando cada una de las hermandades que iban precediendo a la Virgen. Mientras que todas ellas iban saliendo por el dintel de la puerta de Santo Domingo, se escuchaba fuera los sones de la Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora del Rosario, una de las mejores de Andalucía y que desgraciadamente se prodiga poco en la Semana Santa gaditana.

Pascual Saturio, a los pies del altar y mientras la Virgen del Rosario se iba bajando poco a poco, pidió el rezo de tres avemarías "por todos aquellos que no pueden contemplarla, especialmente por los enfermos, y por aquellos que se encuentran más desasistidos que los demás". También pidió por todos los frailes del mundo en un año muy especial para los dominicos, que cumplen 800 años de la fundación de esta orden. No en vano, el Niño Jesús que va en los brazos de la Virgen iba con el hábito dominico, como un guiño al Año Jubilar.

Una vez que pasaron todas cofradías y los hermanos, iba procesionando el pregonero de la próxima Semana Santa de 2017, Juan Mera; la pregonera de la Virgen del Rosario, Antonia Martínez Novas; y uno de los predicadores del novenario, el marianista Ignacio Sánchez Galán, y algunos miembros del Consejo Local de Hermandades y Cofradías con su presidente Martín José García al frente. En lo que se refiere a los representantes de la Corporación municipal, la presencia fue muy exigua. Tan sólo los populares Vicente Sánchez y Fátima Rodríguez procesionaron con la Virgen del Rosario.

Mientras que la Patrona se iba dirigiendo a la puerta principal de Santo Domingo, la banda fue tocando desde el mismo interior del templo la marcha 'Ave María' mientras que el capataz Juan Pidre Alonso iba mandando la maniobra de salida. Tras el himno, dos marchas dedicadas a la Patrona: 'Virgen del Rosario' y la citada 'Galeona', que se tocaba por primera vez en la calle. La Patrona ya estaba en la calle un año más y enfilaba por Compás de Santo Domingo para encontrarse con todos sus vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios