Cádiz

Las obras en el puerto de Cádiz se convierten en importante excavación arqueológica

  • Durante las obras de dragado, se han encontrado restos de dos pecios, tres lingotes de plata, dos monedas, una coraza y dos planchas de cobre

La construcción de la nueva terminal de contenedores del puerto de Cádiz se ha convertido en un importante proyecto de investigación arqueológica, pues durante las obras de dragado, se han encontrado restos de dos pecios, tres lingotes de plata, dos monedas, una coraza y dos planchas de cobre.

A falta de completar los estudios sobre estos hallazgos, los arqueólogos barajan la hipótesis de que estén datados entre los siglos XVII y XVIII y que procedan de México, como así indicarían una de las monedas y los lingotes de plata, de máxima pureza (del 99,2 por ciento) y de 12, 22 y 26 kilos de peso.

A excepción de los dos pecios, que permanecen bajo el agua y sumergidos en fango, los restos arqueológicos, hallados a partir de finales de enero, han sido mostrados públicamente hoy por primera vez en el Centro de Arqueología Subacuática (CAS) de la Junta de Andalucía, con sede en Cádiz, donde están siendo analizados.

"Tienen un valor incalculable desde el punto de vista histórico", ha señalado en esta presentación la delegada en Cádiz de la Consejería de Cultura, Yolanda Peinado.

La obra de la terminal de contenedores del puerto de Cádiz consiste en un muelle de 600 metros y dos diques de trescientos metros cada uno de ellos, un perímetro con un suelo muy fangoso que había que dragar hasta encontrar tierra firme, según ha explicado hoy el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, Rafael Barra.

La obra se realiza en una de las seis zonas de servidumbre arqueológica de la costa gaditana, por lo que su proyecto y ejecución se están llevando a cabo acompañados de un programa de vigilancia especial, que fue precedido de diversos estudios, incluidos geofísicos e inmersiones, en 2008 y 2011, que no dieron resultados muy concretos ya que tienen dificultades añadidas por ser una zona fangosa y de escasa visibilidad.

Sin embargo, pocas semanas después de que las obras empezaran, el 3 de enero, se detectó, a una profundidad de unos 12 metros, la estructura de un barco, después los lingotes de plata, dos monedas y dos planchas de cobre americanas para la acuñación de moneda, y lo que parecen ser los restos de otro pecio. En una zona próxima pero separada fue hallada también la parte delantera de una coraza.

La directora del Centro de Arqueología Subacuática, Carmen García Rivera, ha explicado hoy que la moneda, de 20 gramos y ocho reales, procede de México, al igual que los lingotes, y es posterior a la independencia de Portugal del Reino de España, es decir de la segunda mitad del siglo XVII.

Esos son los datos más concretos que se han podido extraer de momento de los primeros análisis de las piezas arqueológicas, unos estudios que acaban de empezar y que han llevado a la necesidad de "diseñar una estrategia", especialmente para abordar el estudio de los pecios y "confirmar que son históricos", apunta la directora del CAS.

De momento las obras de la terminal portuaria continúan con un seguimiento de "24 horas al día" del CAS, "cumpliendo todos los protocolos" de protección del patrimonio histórico y mientras se practican nuevas inmersiones y procesos de investigación, según el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz.

"La gran incógnita es saber de qué estamos hablando y qué puede haber dentro de los pecios", ha subrayado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios