Pleno del Ayuntamiento de Cádiz

Controvertida votación para aprobar el presupuesto

  • El Pleno extraordinario sobre las alegaciones acaba con un enganche entre el alcalde y la portavoz socialista por el procedimiento de la votación

  • El voto de calidad del alcalde desempata un recuento afectado por la dimisión del concejal David Navarro

El alcalde José María González, en el Pleno telemático de esta mañana. El alcalde José María González, en el Pleno telemático de esta mañana.

El alcalde José María González, en el Pleno telemático de esta mañana. / Jesús Marín

La ciudad de Cádiz tiene ya Presupuestos para 2020, para lo que queda de 2020. Pero el Pleno extraordinario de esta mañana no ha estado exento de polémica. Las cuatro alegaciones presentadas a los Presupuestos, dos por parte de ciudadanos particulares y otras dos por centrales sindicales, fueron desestimadas en su conjunto gracias al voto particular del alcalde, José María González, quien en segunda votación hizo vale su voto doble necesario ante la ausencia de David Navarro, concejal dimitido cuya sustitución por Rocío Sáez aún no se ha hecho efectiva. A favor de la desestimación de las alegaciones votaron los concejales del equipo de gobierno y el concejal no adscrito, Domingo Villero, y en contra lo hizo el resto de la oposición.

Pero el Pleno, celebrado telemáticamente, acabo con trifulca entre el alcalde y la portavoz socialista, Mara Rodríguez, quien se quejó de que, contrariamente a lo acordado en la junta de portavoces, las alegaciones se votaran en su conjunto y no de manera individual. El cambio de criterio fue decidido por el alcalde, tal y como tiene facultado hacerlo, tras ser advertido por la secretaria del Pleno de que si alguna de las alegaciones saliera adelante, el presupuesto no podría aprobarse.

El alcalde decidió entonces que se votaran las alegaciones de manera conjunta "por seguridad". La ausencia de David Navarro deja al equipo de gobierno con un voto menos. En primera votación, hubo un empate a 13. Ya en la segunda votación, el empate se produjo pero el voto de calidad de José María González sacó adelante la propuesta.

La edil del Partido Popular Carmen Sánchez dejó constancia de su desacuerdo con el sistema de votación, que el alcalde atribuyó a un “criterio técnico”, pero fue la socialista Mara Rodríguez, que había anunciado que iba a apoyar las alegaciones de Comisiones y UGT, quien atacó duramente al alcalde por su cambio de criterio y por la advertencia hecha por la secretaria general.

Antes, el debate había transcurrido sin mucha intensidad con el concejal de Hacienda, José Ramón Páez, señalando que las alegaciones no podían ser admitidas según se señalaba en un informe del interventor general y en dos informes del jefe de personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios