Cádiz | Recomendaciones sanitarias

El CSIC recomienda silencio y no hablar por el móvil en el bus para evitar los contagios del covid

  • Los investigadores recomiendan hablar lo menos posible y menos gritar o cantar en los medios de transporte público para aminorar las partículas del tipo aerosol y disminuir la transmisión del virus

Varios usuarios del transporte público en la capital gaditana ataviados protegidos con mascarillas.

Varios usuarios del transporte público en la capital gaditana ataviados protegidos con mascarillas. / Julio González (Cádiz)

De toda la vida, la única prohibición con la que se ha encontrado alguien a la hora de entrar en un autobús ha sido la de "Prohibido hablar con el conductor"

Pero llega el covid y las restricciones se cuelan por todos los rincones para evitar en la medida de lo posible los contagios. Y no podía ser menos en los transportes públicos como el autobús, el catamarán o los trenes. Y han sido los propios científicos del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) los que han lanzado, de momento, a modo de recomendación de que se hable cuanto menos mejor a bordo de estos medios de desplazamiento y, sobre todo, que no se grite ni se cante.

Puede que, a lo mejor, lo del cante pueda sobrar, pero todo responde a que los científicos señalan el aire como la principal vía de contagios de la Covid-19. Los aerosoles hacen que sean necesarias más medidas como la ventilación de espacios cerrados. Sin embargo, en el transporte público es prácticamente imposible cumplir con esta premisa.

Ellos mismos mantienen que hablar o hablar alto y, ya de manera extrema, cantar, aumenta la presencia de partículas en el aire del tipo aerosol que se convierten en los vehículos transmisores de este virus que mantiene al mundo entero en vilo.

Otro elemento que añaden sería la petición, ya que aún no se puede hablar de prohibición hasta que no sean las autoridades pertinentes las que den este paso, de que las personas no hablen por el móvil mientras están viajando en estos medios de transporte público para así evitar conversaciones prolongadas  que puedan recargar el ambiente y aumentar las posibilidades de contagio dentro de estos recintos cerradosque suelen estar demasiado cargados de público y con una ventilación bastante deficiente, sobre todo a ciertas horas punta del día.

A esta medida hay que unir sí o sí el uso obligado de una mascarilla homologada que tape tanto nariz como boca, dejando el mínimos resquicio posible a la fuga o entrada de partículas que puedan proceder de personas portadoras de este virus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios