Cádiz

El CN Alcázar proyecta un nuevo puerto deportivo con 435 plazas

  • El acceso a los pantalanes se realizará a través de un paseo de 120 metros de longitud que estará abierto a los vecinos

El Club Náutico Alcázar, situado en el barrio de Puntales, ha desempolvado su vieja pretensión de disponer de un puerto deportivo propio. Actualmente, sus socios tienen fondeadas sus embarcaciones frente a sus instalaciones y el paseo marítimo Puntales-La Paz, lo que hace que los barcos estén expuestos a los vientos del norte y de levante. Precisamente, una fuerte temporal que se produjo el pasado mes de abril provocó que unas 15 embarcaciones desaparecieran. En 2012, esta entidad ya presentó un primer proyecto, que fue rechazado por la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) y la Dirección General de la Sostenibilidad de la Costa y del Mar por, entre otras cuestiones, tenerse que dragar el espacio de la lámina de agua que se iba a ocupar para que tuviera suficiente calado.

Tras este revés, la actual junta directiva del CN Alcázar que preside Alejandro Robles Cueto se propuso rescatar esta idea y la ha adaptado para que se pueda convertir en realidad. El nuevo proyecto de puerto deportivo contempla 435 plazas para el amarre de las embarcaciones, de las que 355 estarán en los pantalanes que se instalen y las 80 restantes serán de fondeo. Si los plazos previstos por esta entidad se cumplen, las instalaciones comenzarán a funcionar a finales de 2018, contando con una inversión de entre 1,5 millones de euros y 2 millones de euros que afrontará el club. El plazo de ejecución de los trabajos será de entre seis y ocho meses.

El club ya presentó otro plan en 2012, que fue rechazado por tener que hacer un dragado

La maquinaria ya está puesta en marcha para intentar conseguir la concesión administrativa de la lámina de agua. Para ello, la entidad entregó en el mes de septiembre a la Agencia Pública de Puertos de Andalucía su plan para la construcción de este puerto deportivo, que ocupará un espacio de entre 45.000 metros cuadrados y 50.000 metros cuadrados. A partir de ahí, la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar ya está estudiando su viabilidad para conceder este permiso de ocupación, cuya tramitación depende posteriormente de la Administración andaluza cuando se le traspase este espacio.

La principal novedad del futuro embarcadero es que estará en pleno mar. Para ello, se accederá a la zona de atraque a través de una pasarela de 120 metros de longitud que estará construida sobre unos pilotes. La intención del club náutico, según explica su presidente, Alejandro Robles, es que "todos los ciudadanos puedan disfrutar de estos 120 metros que se adentran en el mar".

Esta zona de acceso permite que no se tenga que realizar el dragado al contar con un calado suficiente -que va desde los 1,2 metros hasta los 2,5 metros en situación de bajamar escorada- para los atraques. Así, la distribución hacia los diferentes pantalanes se realizará desde una plataforma de unos 100 metros cuadrados, en donde se situará una puerta que sólo podrán traspasar los socios.

Las embarcaciones que se encuentren amarradas en este puerto deportivo estarán protegidas por dos rompeolas flotantes formados por módulos de hormigón que disiparán la fuerza de las olas cuando soplen los vientos de levante y del norte.

Los pantalanes serán flotantes y su estructura será de aluminio para que puedan atracar en ellos 355 embarcaciones, que se distribuirán en 11 plazas para embarcaciones de 12 metros de eslora, 23 de 10 metros, 34 de 8 metros y 287 de hasta 6 metros. Asimismo, los 80 amarres de fondeo también estarán protegidos por los rompeolas.

Actualmente, el CN Alcázar cuenta con unos 450 socios, teniendo embarcación unos 400. Los 35 atraques que quedarán libres se destinarán a la captación de nuevos socios o se dejarán vacíos para el tránsito de embarcaciones. De hecho, la intención del club es dejar entre el 5% y el 10% del total de los amarres sin ocupar para alquilarlos a los barcos que quieran estar en la ciudad durante unos días.

La principal dificultad para que la construcción salga adelante es que las obras se deben iniciar antes de agosto de 2018, ya que este proyecto se ha adherido a la Autorización Ambiental Unificada que ya se obtuvo para los dos puertos que la Junta pretendía construir en el paseo marítimo Puntales-La Paz. Este permiso caduca el próximo verano. Por esto, resalta el presidente del CN Alcázar que si las administraciones no se pronuncian antes de esa fecha "se perdería este comodín", por lo que "iniciar este proceso sería casi ruinoso porque nos llevaría varios años".

Con todo, y tras un año de negociaciones con la Junta de Andalucía, Robles considera que "el único impacto medioambiental será el pilotaje de la pasarela", por lo que cree que el plan del club náutico se podrá realizar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios