Cádiz

Buena Muerte tiene destino

  • La hermandad trasladará sus imágenes durante tres meses a Santo Domingo

La hermandad de la Buena Muerte ya ha decidido dónde va a trasladar a sus titulares a partir de mediados de julio por las obras que se van a realizar en la iglesia de San Agustín.

Buena Muerte ha informado mediante un comunicado que finalmente tanto el Cristo como la Virgen del Mayor Dolor van a estar durante los más de tres meses que va a durar la obra en el convento de Santo Domingo. Uno de los motivos que ha pesado, a juicio de la junta de gobierno de esta cofradía, ha sido el tamaño de la cruz.

El Cristo de la Buena Muerte va a estar en el altar mayor bajo la Patrona, mientras que la dolorosa va a a estar a su lado. En este sentido, desde la cofradía se ha querido agradecer al prior de los dominicos, Pascual Saturio Medina, su predisposición para que albergue a las dos imágenes de San Agustín.

Esta no ha sido la única opción que se ha barajado. Así, según explicaban en el mismo comunicado, tanto algunos miembros de la junta de gobierno como el director espiritual de la hermandad han estado visitando también la iglesia de San Antonio y la de San Juan de Dios, además de que también se ha producido un ofrecimiento por parte de la capilla del Beato Diego. En este sentido, han querido agradecer su predisposición al párroco de San Antonio, Óscar González Esparragosa; el hermano mayor de la Santa Caridad, Juan Antonio García Aragón y su junta de gobierno; y a Rafael Galeano, de la capilla Beato Diego.

Lo que no está claro todavía será la fecha de traslado pero en cualquier caso no va a ser hasta después del vía crucis diocesano, que tendrá lugar el 7 de julio y donde participa Buena Muerte. La junta de gobierno afirma que a partir de ese día informará del traslado a Santo Domingo, que se hará en cualquier caso por la noche y con total recogimiento.

En Humildad y Paciencia, por el contrario, se va a informar en un cabildo extraordinario el próximo sábado 29 de junio a los hermanos del traslado de sus titulares a otro templo y de las obras que se tienen que realizar en la plaza de San Agustín. Será entonces cuando la hermandad del Domingo de Ramos comunique el destino del Cristo de la Humildad y Paciencia y la Virgen de la Amargura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios