Desarrollo portuario

La llegada de Boluda llevará a la terminal de contenedores de Cádiz a cifras de 2005

El Josita B, de Boluda, esta mañana partiendo del puerto de Cádiz. El Josita B, de Boluda, esta mañana partiendo del puerto de Cádiz.

El Josita B, de Boluda, esta mañana partiendo del puerto de Cádiz. / Jesús Marín (Cádiz)

Los estibadores de Cádiz estaban estos días de capa caída. Para ellos, ver las grúas en movimiento y entrar y salir barcos repletos de carga es el día a día que les da la vida y su medio de supervivencia. Pero en el momento de elaborar esta información no estaba el ambiente para muchas celebraciones.

No eran problemas laborales, que los tienen y muchos, a pesar de la inyección de carga y esperanza que ha supuesto la llegada de Vicente  Boluda a Cádiz. Un compañero de la estiba, Manuel Jesús Rodríguez Pérez, de tanto sólo 48 años de edad, había fallecido tras una enfermedad que lo había mantenido retirado del servicio cinco o seis meses, dejando viuda y dos hijos.

A pesar de ello, este colectivo, formado a día de hoy por tan sólo 46 estibadores, intenta mantener la sonrisa en el rostro a la vista de que Boluda ha traído de la mano la vacuna contra una crisis portuaria que se ha visto agravada por la suspensión total de los cruceros que han supuesto para el puerto una merma en los ingresos de unos tres millones de euros.

El barco de Boluda, durante su salida, con un buque de su competidora más directa en Cádiz, Trasmediterránea El barco de Boluda, durante su salida, con un buque de su competidora más directa en Cádiz, Trasmediterránea

El barco de Boluda, durante su salida, con un buque de su competidora más directa en Cádiz, Trasmediterránea / Jesús Marín (Cádiz)

Ha pasado ya más de un mes desde el el 25 de noviembre, fecha en la que Vicente Boluda ponía en marcha su proyecto Daily Canarias que ha traído para el puerto gaditano una línea diaria de contenedores con Canarias con base en Cádiz, que incluye no sólo la presencia día a día de un portacontenedores en Cádiz de Boluda sino la presencia también diaria del feeder Serenade, que se encarga de transportar, a través del Guadalquivir, toda la carga que le llega destinada a los buques del ex presidente del Real Madrid.

A la vista de lo ocurrido faltan cifras oficiales, pero fuentes cercanas al sector indican que diariamente, estos buques de la naviera valenciana suelen dejar en la terminal del Reina Sofía una media de unos cien contenedores diarios y cargan, otra vez con destino a Canarias entre 100 y 110 cajones. A esto se le suma el tráfico que le suma la descarga de los containers que llegan a bordo del Serenade, que tienen que pasar a tierra, para ser posteriormente cargados en el barco que debe partir la madrugada siguietne para las Islas Afortunadas.

A falta de esas cifras oficiales que se harán evidentes en los próximos balances que publique Puertos del Estado ya con cifras de diciembre, todo indica que si la tónica sigue siendo la misma, el puerto de Cádiz podría recuperar las cifras de años de tanta bonanza como fueron 2005 o incluso 2006.

Aún es pronto a pesar de que la propia Teófila Martínez, presidenta de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, ya indicaba en días pasados durante su balance del año que los contenedores estaban asentando unas cifras dignas de esperanza para toda la comunidad portuaria. 

La ex alcaldesa habló de que el tráfico de contenedor (lolo) aumenta un 82% en toneladas (169.799) y un 13% en teus (16.538). El número de contenedores también sube un 11%, con 10.087 unidades.

Son aún cifras de crisis, ya que los movimientos de Boluda y los de Containerships no serán más evidentes hasta que no formen ya un acumulado que permita tomar conclusiones. 

Las fuentes consultadas por este periódico aseguran que si Cádiz sigue con ese ritmo, se recuperarán las cifras de 2005, antes de la gran crisis mundial, que llevó a la ruina a muchos sectores y dejó en coma a muchas empresas que han ido desapareciendo durante la última década.

En 2007, el puerto de Cádiz movió 72.540 contenedores, estabilizándose en torno a las 70.000 unidades en los años anteriores (con 68.388 contenedores en 2005 y 70.959, en 2006). A partir de este ejercicio llegaron unas vacas flacas que también se pasearon por la terminal de contenedores.

En 2008 la crisis era ya evidente, con una leve caída, moviéndose en Cádiz 64.334 contenedores, según los datos que aparecen en la web de Puertos del Estado. Y, a partir de ahí, en 2009 la caída fue ya más preocupante, con 47.803 contenedores y ya, a partir de ahí una caída libre durante los siguientes ejercicios hasta que en 2014 bajó del límite de los 40.000 contenedores.

2020 ya olía a recuperación y en noviembre, el último me del que ofrecen datos desde Puertos del Estado, se anotó el tráfico de 31.582 contenedores, que ha supuesto un incremento de un 114% con respecto a 2019.

Aparte de las cifras, los movimientos son ya evidentes y los buques portacontenedores han sustituido, salvando las distancias, a los cruceros en la dársena comercial del puerto de Cádiz y ya se hace raro ver el Reina Sofía sin barcos. De hecho, en días pasados, sobre las 11 de la mañana, con algo de retraso por el fuerte viento reinante, salía el Josita B que dejaba una imagen espectacular a su salida, con una carga por encima de lo que habitualmente estamos acostumbrados en el puerto de Cádiz

En realidad este buque, que hace el trayecto por el Mediterráneo y que ahora procedía de Barcelona hizo una rápida parada en Cádiz para dejar tan sólo 11 contenedores y no ha cargado nada, según fuentes portuarias. 

Uno de los buques que promete alimentar todas estas cifras es el Karin Schepers, también de Boluda, que llega algunos días por la tarde, sobre las ocho, a Cádiz procedente de Puerto del Rosario, en Fuerteventura, dejando carga en Cádiz partiendo posteriormente  con algo más de un centenar de contenedores de nuevo hacia Canarias, más concretamente rumbo a Santa Cruz de Tenerife.  A su vez, casi de manera simultánea, suele llegar con carga desde Sevilla el Serenade, que trae parte de los contenedores que se llevan buques como Karin Schepers. 

Así lleva siendo el primer mes y pico de vida del Daily Canarias, que si todo prosigue igual, podría significar, tal y como ya avanzó a este Diario el propio Vicente Boluda, toda una revolución para el puerto de Cádiz y para su logística.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios