Cádiz

El Beato Diego dispondrá de 163 plazas de alojamiento y 106 de garaje

  • La UCA ha aprobado el anteproyecto de reforma del Colegio Mayor · El coste de la rehabilitación supera los diez millones de euros y se estima que el edificio estará concluido en menos de dos años

Visto bueno al anteproyecto de reforma del Colegio Mayor Beato Diego, el buque insignia de la Universidad de Cádiz. La institución académica ha dado su aprobación al estudio previo sobre el que se basará el proyecto definitivo de rehabilitación de esta residencia universitaria ubicada frente al parque Genovés y que lleva clausurada desde el año 2002.

A mediados del pasado mes de julio, el Área de Infraestructuras de la UCA recibió de la Oficina de Rehabilitación del Casco Histórico de la Junta de Andalucía ese anteproyecto con las modificaciones que meses atrás había solicitado la propia Universidad. Y tras ser analizado detalladamente, el rector, Diego Sales, remitió la pasada semana un escrito a la Oficina de Rehabilitación expresando su conformidad y, por tanto, su aceptación.

"A partir de este momento -ha señalado el director general del Área de Infraestructuras de la UCA, Diego Torres-, el proyecto de reforma del Beato Diego escapa de nuestras manos. De su gestión se va a encargar, a través de la Oficina de Rehabilitación, la Empresa Pública de Andalucía (EPSA). Pero de todas formas, desde la Universidad haremos todo lo posible para que no se produzcan dilaciones y comiencen los trabajos cuanto antes".

Aún no se ha fijado fecha para el inicio de las obras, pero lo que sí dan por seguro en la institución académica es que el Colegio Mayor estará listo en menos de dos años. El rector había manifestado su deseo de que el renovado edificio reabriera sus puertas en septiembre de 2010, una fecha demasiado cercana ya en el tiempo para la profunda reforma que se pretende acometer.

De esa intervención resultarán 163 plazas de alojamiento que se distribuirán entre 66 viviendas (cuando el Colegio cerró contaba con 120 plazas) y dos niveles de aparcamiento subterráneo entre los que se repartirán 106 plazas de estacionamiento. Al garaje se accederá a través de una rampa situada en uno de los laterales del edificio, justo el que colinda con la calle Santa Rosalía.

El director general del Área de Infraestructuras ha indicado que 40 de las 106 plazas de garaje serán no vinculadas, lo que permitiría a la UCA sacarlas al mercado: "Al ser plazas no vinculadas, la Universidad podrá disponer de ellas para venderlas si así lo estimase oportuno, ya que existe esa posibilidad legal. Y con el beneficio que extrajera de esa operación, se liquidaría parte del coste que debe asumir la institución académica de la reforma del Colegio Mayor. Pero aún no se ha decidido nada".

Aun así, el sótano dispondrá de un núcleo de acceso independiente al objeto de facilitar una posible gestión externa al funcionamiento del centro. Otro dato con respecto al sótano es que en él se construirán 18 trasteros.

La planta baja, finalmente, no albergará unidades habitacionales. En ella se ubicará una cafetería -con posible acceso independiente desde el vestíbulo principal (exterior)-, una biblioteca, y una sala de informática y otra de televisión organizadas con compartimentaciones flexibles. Esta superficie también acogerá las dependencias de administración/servicio y dirección. En el cuerpo central de la planta estarán las escaleras y los ascensores, y al otro lado de este espacio y abierto al Jardín Botánico se encontrará la sala de usos múltiples-salón de actos.

El renovado Colegio Mayor Beato Diego contará también con un gimnasio y mantendrá la pista deportiva. Prescindirá, en cambio, de la piscina con el fin de ajustar al máximo el presupuesto a las necesidades universitarias.

Ya en las plantas superiores (primera, segunda y tercera) se ubicarán los distintos tipos de unidades habitacionales. Las situadas en la última planta, por ejemplo, dispondrán de terraza hacia la fachada principal. Y recuerda Torres que en las 66 viviendas no sólo podrán residir estudiantes, sino también profesores itinerantes.

Cuando el Colegio Mayor Beato Diego reabra sus puertas contará con una superficie total construida de 9.744 metros cuadrados (de ellos, 1.844 pertenecerán a cada una de las dos plantas del sótano).

El presupuesto de la rehabilitación asciende a 10.298.231,31 euros. La Junta financiará casi la totalidad del coste de las trabajos. La institución académica gaditana asumirá una "suave" parte de ese montante que irá compensando a la EPSA a través de un canon.

40

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios