Cádiz

El Banco de Alimentos repartirá en la provincia más 1,3 millones kilos entre los 57.454 beneficiarios

  • La cifras están bajando por la recuperación económica y porque hay más controles 

  • El subdelegado del Gobierno ha visitado hoy las instalaciones del Bajo de la Cabezuela

Comentarios 1

Más de 300.000 individuos, familias, hogares o grupos que se encuentren en situación de pobreza económica, así como las personas sin hogar y otras de especial vulnerabilidad social en Andalucía, recibirán casi nueve millones de kilos de alimentos que corresponden a la segunda fase del programa de 2018.

Las 233 organizaciones asociadas de reparto distribuirán en la provincia de Cádiz casi 1,5 millones de kilos, valorados en más de 1,3 millones de euros, entre las 57.454 personas que están bajo el paraguas de este programa.

En total, los alimentos están valorados en algo más de ocho millones de euros, una cifra que debe cubrir lo que la provincia de Cádiz representa en el reparto andaluz, que llega a un 17%.

El subdelegado del Gobierno en la provincia de Cádiz, José Pacheco, ha visitado esta mañana la nave del Banco de Alimentos en el Bajo de la Cabezuela y ha señalado que "es el reflejo de una realidad que está ahí, que duele como sociedad y que, en muchos casos, avergüenza".

Según ha asegurado la Subdelegación en un comunicado de prensa, las cifras van en descenso en comparación con las campañas de 2016 y 2017 por dos motivos principalmente: "La recuperación económica se nota pero también se han realizado mayores controles al detectar que había personas que recibían lotes de varias organizaciones".

El programa de 2018 se va a desarrollar en tres fases de suministro. La primera se realizó en el mes de mayo, la segunda es la que se va a repartir ahora y la tercera comenzará a principios de febrero del próximo año.

El programa de ayuda alimentaria es nacional y está cofinanciado por el Fondo de Ayuda Europea para los Más Desfavorecidos (FEAD) y el Ministerio de Pesca y Alimentación.

Consiste en la compra de alimentos adquiridos en el mercado, mediante un procedimiento de licitación pública, como arroz, tarritos infantiles, cereales infantiles, leche de continuación en polvo, alubias blancas cocidas, leche entera UHT, cacao soluble, conservas de atún, macarrones, tomate frito en conserva, galletas, judías verde y fruta en almíbar ligero. 

Esta cesta de 14 alimentos, nutritivos, básicos, de fácil transporte y almacenamiento, poco perecederos, permite que las personas desfavorecidas puedan preparar fácilmente una comida completa para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés.

La compra es suministrada por las organizaciones asociadas de distribución (Cruz Roja y Banco de Alimentos) quienes a su vez la distribuyen entre las organizaciones asociadas de reparto que son las encargadas de realizarlo entre las personas que, previamente, les han solicitado la ayuda.

La entrega de los lotes alimentarios se realiza junto con una serie de medidas de acompañamiento o actuaciones dirigidas a favorecer la inclusión social de las personas más desfavorecidas destinatarias de la ayuda alimentaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios