Cádiz

El Ayuntamiento no puede dar salida a las nuevas peticiones de ayuda a domicilio

  • Las más de 180 solicitudes que ha habido en seis meses han colapsado el servicio

La enorme demanda de personas que solicitan el programa municipal de Ayuda a Domicilio ha provocado que la Delegación de Asuntos Sociales no consiga darle respuesta a más de 180 nuevas peticiones de ayuda que se han dado en los últimos meses.

La concejala de Asuntos Sociales, Ana Fernández, reconoció ayer tras la Junta de Gobierno Local que la situación es "preocupante" y achacó el problema a la falta de personal, por lo que dijo de manera taxativa que era necesario contar con más recursos humanos para poder hacer frente a todo lo que llega a asuntos sociales, no sólo en lo que se refiere a la ayuda a domicilio.

Entre los meses de enero y junio se han producido 183 nuevas solicitudes que no se pueden ni siquiera valorar debido a que para ello sólo se cuenta con tres trabajadoras sociales que no dan abasto. No obstante, una treintena de ellas sí han pasado ese primer filtro de valoración y se ha determinado que tienen derecho a recibir el servicio, pero se encuentran en un estado de reserva, es decir, están dentro pero todavía no se ven beneficiados por el mismo. En la misivas que se les envía se les dice que están a la espera de tener horas disponibles, pero no se les concreta cuándo va a cambiar la situación

Según explicó Ana Fernández, a finales de año se dieron de alta 15o personas nuevas en este servicio de ayuda a domicilio que ya reciben todas las ventajas pero cuyos expedientes llevaban bloqueados desde hace meses. Eso ha hecho que el listado final de beneficiarios ascienda hasta las 673 personas.

La concejala de Asuntos Sociales opina que una vez que empiecen a trabajar con los nuevos presupuestos propios se podrá abrir la puerta para contratar a nuevas trabajadoras sociales que consigan mejorar algo la situación. Fernández afirma que en Servicios Sociales "no es hagan falta los 24 que echaron sino que son necesarios muchos más".

A la falta de personal, la edil de Por Cádiz sí se Puede afirma que se une el problema de Cádiz en general con una población que cada vez está más envejecida y que en muchos casos se encuentra con un bajo nivel económico.

La edil dio una serie de cifras que llamaban mucho la atención. Por ejemplo que de las 673 personas que reciben el servicio de ayuda a domicilio, 245 viven solas. Por otra parte hay 30 que tienen problemas de salud mentales, de los que 13 viven en soledad.

Asimismo, de las 63 que están diagnosticadas con una insuficiente o inexistente red de apoyo, 49 tienen alzheimer y seis de ellos viven completamente solos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios