Cádiz

El Ayuntamiento recupera el espacio bajo el mirador de Entre Catedrales

  • Una mampara de cristal blindado protegerá los restos arqueológicos pertenecientes a la Casa del Obispo e independizará esta zona para la que se anunció en su día una sala expositiva

Los trabajos de instalación de una mampara de cristal blindado que se están acometiendo bajo el mirador Entre Catedrales para proteger los restos arqueológicos de la Casa del Obispo permitirán al Ayuntamiento de Cádiz recuperar definitivamente este espacio y ponerlo en funcionamiento.

Durante las campaña electoral de las pasadas municipales, la alcaldesa de la ciudad, Teófila Martínez, anunció que bajo esta plataforma proyectada por Alberto Campo Baeza donde se expande el patio acristalado de la Casa del Obispo, se pondrá en marcha una "sala de exposiciones". Si bien, todavía no se ha confirmado el uso definitivo de estas dependencias, donde podría exhibirse alguna pieza de arte contemporáneo.

Esta infraestructura integrada por paños de tres metros de cristal de más de cinco milímetros, se sujetarán mediante un cordón de sellado soldado a la cubierta y a la solería actual. Una actuación que se lleva a cabo a través de la Delegación municipal de Urbanismo, bajo la supervisión del arqueólogo municpal José Gener, y que ha sido adjudicada a la empresa constructora JMR por un importe de 14.030 euros.

El trazado propuesto sigue el recorrido de forma paralela al tramo del frente del Vendaval, evitando "cualquier afección a los restos arqueológicos", explica el comunicado emitido por el Ayuntamiento.

Del mismo modo se habilitará una salida de emergencia lateral en el área de los restos arqueológicos que posibilite la evacuación desde el propio yacimiento.

Por el momento se han colocado las guías que sujetarán la futura mampara protectora, que se instalará próximamente.

El resultado de esta iniciativa será un área acristalada e indendiente de los restos arqueológicos localizados en esta zona, que todavía no son visitables, ni tiene visos de serlo. La empresa gerente de la Casa del Obispo, Monumentos Alavista, inició las labores de limpieza para la puesta en marcha de la segunda fase del yacimiento, que contemplaba precisamente la puesta en valor de la tumba fenicia, las cisternas romanas de época republicana y las murallas del siglo XVI y XVII que allí aguardan. Pero estos trabajos fueron paralizados por el Ayuntamiento, ante la falta de licencia para tal actuación. La empresa, por su parte, se agarró al silencio administrativo para dar luz verde a un proyecto presentado algún tiempo atrás, esgrimió.

En esta zona puede observarse en la actualidad la instalación a medias de una estructura metálica sobre la que se ubicarían las pasarelas transparentes que permitirían visualizar los importantes restos, del mismo modo que en el interior del yacimiento.

El Ayuntamiento, por su parte, acometió una serie de obras de restauración en el exterior de Entre Catedrales y cerró el espacio que quedaba abierto entre el mirador y la fachada de la Casa del Obispo, que durante mucho tiempo dejó parte de los restos a la intemperie, con la filtración de aguas de lluvia en los restos y de suciedad que lanzaban desde la parte superior de esta plataforma. Finalmente se llevó a cabo este cerramiento el pasado año, en una actuación que costó 30.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios