Cádiz

El Ayuntamiento se plantea pedir "que no se saque la basura" si hay huelga de limpieza

  • Trabajadores y empresa concesionaria se han citado para realizar este viernes un último intento para desbloquear el asunto

Comentarios 48

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, ha asegurado que el Ayuntamiento no se va a dejar "chantajear" por los trabajadores de la concesionaria municipal de limpieza, Sufi-Cointer, que han amenazado con iniciar una huelga este domingo y que se prolongaría durante la celebración de la Gran Regata. Si finalmente van a la huelga, el Consistorio se plantea decir a los ciudadanos "que nos hagan el favor de no sacar la basura para que la ciudad no dé el aspecto que no debe dar".  

En rueda de prensa, Martínez ha indicado que, llegado el caso, no descartarían hacer esa petición a los gaditanos, ya que "el daño que se hace a la ciudad luego no tiene remedio", máxime cuando "lo que más valoran los visitantes es la limpieza de la ciudad".  

Después de celebrar este jueves un Sercla sin avenencia, trabajadores de Sufi-Cointer y empresa se han citado para realizar este viernes un último intento para desbloquear el asunto. En este sentido, la alcaldesa ha dejado claro que "el Ayuntamiento no puede hacer un esfuerzo más en esa materia" porque "no podemos pagar a la empresa más que este dinero" y el resto "no lo podemos pintar".  

Martínez ha subrayado que la plantilla "ha cobrado puntualmente sus nóminas, la subida de sus emolumentos en los últimos años ha sido del 27 por ciento y este año quieren un cuatro por ciento, cuando la patronal española y los sindicatos CCOO y UGT a escala nacional han acordado que este año y el que viene la subida en los convenios sectoriales sea del 0,5 por ciento".  

Insiste la alcaldesa en que el Ayuntamiento no puede pagar más a la empresa, y si ésta sube a la plantilla el cuatro por ciento tendría que recurrir al despido de 30 trabajadores. La regidora 'popular' confiesa que no llega a entender la situación, ya que no se les baja el sueldo, sino que "tienen que escoger entre que se le suba el 0,5 por ciento en vez del cuatro, o que no se contrate a 30 trabajadores".  

"Como no hay más dinero, si nos hacen una huelga nos tendremos que aguantar", reconoce Martínez, aunque "al final la perjudicada es la ciudad" en un momento en el que hay "muchos trabajadores que dependen de esos eventos para que sus empresas hagan caja y puedan pagar las nóminas en invierno", ha reprochado.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios