Movilidad

El Ayuntamiento plantea poner un aparcamiento frente al Parque de Bomberos

  • Martín Vila asegura que la prioridad sería para los residentes de la zona de Astilleros

  • El concejal reitera que el pliego de transporte urbano puede estar listo a principios de año

La bolsa de aparcamientos de la Carretera Industrial es la última que se ha habilitado. La bolsa de aparcamientos de la Carretera Industrial es la última que se ha habilitado.

La bolsa de aparcamientos de la Carretera Industrial es la última que se ha habilitado. / Julio González

El Ayuntamiento estudia la posibilidad de crear una bolsa de aparcamientos para residentes principalmente frente al Parque de Bomberos y que es de propiedad municipal, en el límite del barrio de Astilleros. Este tendría una capacidad para 200 vehículos y vendría a paliar las dificultades de aparcamientos que hay en esa zona.

El teniente de alcalde Martín Vila confirmó que esto se integraría dentro del objetivo municipal de obtener 4.000 nuevas plazas de aparcamiento, para lo cual reiteró que necesitan la colaboración de otras administraciones para la cesión de solares que se encuentran sin uso. Entre ellos se encuentran el de la Subdelegación del Gobierno (Estado), el del futuro hospital (Zona Franca) y el primitivo para la Ciudad de la Justicia en Tolosa Latour (Junta de Andalucía).

Vila también ha recordado que en la actualidad se encuentra ya sometida a exposición pública la ordenanza que regula los estacionamientos regulados y donde se incluirá la zona verde para los residentes, que tendrá un coste de 50 euros al año para los que la vayan a utilizar, lo que supone que sea unos 13 céntimos al día.

En lo que se refiere también a la movilidad, Martín Vila confirmó que se está ultimando el nuevo pliego para el servicio de transporte urbano con el objetivo de que pueda ver la luz a principios del próximo año.A juicio de Vila, “el nuevo pliego que se está preparando va a revolucionar el transporte urbano en la ciudad”, aunque no quiso apuntar el dinero que puede costar anualmente este servicio renovado al Ayuntamiento de Cádiz.

La intención municipal es ofrecer un servicio con la tecnología que mejor prestaciones tenga tanto por la reducción de emisiones como por el ahorro del consumo y se buscará también una flota que permita accesibilidad a las personas de movilidad reducida al transporte público y que mejore la capacidad de carga para los carritos de bebé.

Precisamente, una de las mayores deficiencias que encuentra Vila con el actual servicio es que la flota de autocares ha quedado ya obsoleta.

La elaboración del pliego está siendo muy laboriosa, “ya que cuando llegamos en el año 2015 los técnicos nos informaron que la situación del servicio era anómala y había que corregirla porque no había ningún tipo de control ni de fiscalización”.

A partir de ahí se inició un largo proceso que se inició con una auditoría que hiciera una fotografía de la situación actual del servicio del transporte urbano en Cádiz, trámite en el que estuvieron inmersos durante dos años.

Entonces empezaron a elaborar el pliego y ahora ha afirmado “que estamos en ciernes de poder sacar el borrador porque, además del diseño de líneas, de paradas, de marquesinas o de bonos, estamos haciendo pruebas con la tecnología”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios