Cádiz

El Ayuntamiento crea un comité de seguimiento contra la gripe A

  • El objetivo es aplicar las medidas de control de la pandemia recomendadas por Sanidad para los centros de trabajo

El Ayuntamiento de Cádiz pondrá en marcha las medidas recomendadas por el Ministerio de Sanidad para prevenir el contagio de la gripe A y estar preparados para actuar en caso de desarrollo de la pandemia. Para tal fin se ha creado un Comité Ejecutivo de Seguimiento que será el encargado de fijar esas pautas, informar a los trabajadores sobre las medidas a tomar y garantizar el cumplimiento de las mismas.

Así quedó definido ayer en una reunión del Comité de Salud Laboral en la que se analizó la necesidad de estar preparados ante la aparición de un brote de esta nueva gripe y de adoptar las recomendaciones realizadas por la autoridad sanitaria española en la 'Guía para la elaboración del plan de actuación de las empresas y centros de trabajo ante la gripe A'.

El primer teniente de alcaldesa, José Blas Fernández, explicó que durante la reunión se estudiaron algunas de las cuestiones que deben analizarse a la vez que señaló la complejidad de actuar en el caso de un Ayuntamiento. Esto teniendo en cuenta por ejemplo, dijo, "la existencia de servicios que trabajan diariamente con el ciudadano como puede ser la policía o las áreas de atención al público". Hizo referencia a otras situaciones que podría originar la gripe y que el Consistorio gaditano tendrá presentes, como puede ser la necesidad de suplir personal en caso de enfermedad de un número importante de empleados. Añadió el responsable municipal que el Ayuntamiento hará extensivas las medidas y toda la información a las empresas públicas. Por otro lado, resaltó la importancia de contar con un plan de actuación y expresó la intención de "cumplir estrictamente las normas de Sanidad".

Entre esas pautas el Ministerio señala básicamente tres medidas de control de la enfermedad en caso de pandemia. La primera es el aislamiento, que hace referencia a la "separación de personas con una determinada enfermedad infecciosa en sus hogares, en hospitales, o en instalaciones determinadas a tal fin por el sistema sanitario". En segundo lugar habla de la cuarentena, que conlleva igualmente la separación de la persona o personas, en este caso trabajadores, que aunque no hayan desarrollado la enfermedad hayan estados expuestos al agente infeccioso. En tercer lugar se recomienda el distanciamiento social dentro del lugar de trabajo. Una medida que incluye "la modificación de la frecuencia y el encuentro cara a cara de los empleados (evitando el apretón de manos, sustituyendo las reuniones cara a cara por teleconferencias, facilitando y mejorando la utilización de las tecnologías de la información y los sistemas de comunicación). También se recomienda el distanciamiento social entre los empleados y los clientes.

A estas se unen otras recomendaciones organizativas y todas ellas tienen como finalidad que las empresas estén preparadas para preservar la salud de sus trabajadores y evitar el contagio, pero también, que la actividad normal que se desarrolla en la empresa o centro de trabajo no se vea afectada por la pandemia. De este modo la guía incluye cuestiones como la preparación para el impacto de la pandemia en la empresa y los empleados, la asignación de fondos "para proteger a su personal y a sus clientes durante una pandemia", la formación e información a los trabajadores y la coordinación de esfuerzos con este fin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios