Cádiz

El Ayuntamiento insta al Consorcio a que reactive la reforma del polígono

  • Martín Vila confía en "tender puentes" rotos por la Zona Franca durante la gestión del PP

  • Plantea actuaciones inmediatas en los terrenos de Ibérica Aga y de Supersol

Estado en el que se encuentra uno de los edificios protegidos de la antigua Ibérica Aga. Estado en el que se encuentra uno de los edificios protegidos de la antigua Ibérica Aga.

Estado en el que se encuentra uno de los edificios protegidos de la antigua Ibérica Aga. / julio gonzález

Comentarios 1

La llegada de la exconcejala socialista Victoria Rodríguez a la dirección de la Zona Franca, como delegada del Estado, puede abrir una nueva etapa de colaboración entre el Ayuntamiento y el Consorcio, tras la ausencia de diálogo por parte de la Zona Franca durante el mandato del popular Alfonso Pozuelo, que acaba de dejar este puesto.

"Hay que tender los puentes que con el mandato del Partido Popular se han ido destruyendo poco a poco, como una oportunidad para que se actúe en beneficio de la ciudad", afirmó ayer el teniente de alcalde de Urbanismo, Martín Vila, especialmente crítico con la etapa del PP, aunque en estos tres años de mandato nunca se han planteado quejas de forma pública desde el Ayuntamiento.

Vila trasladó una cuestión que es evidente: la reorganización del polígono exterior y la puesta en uso de los antiguos terrenos de Altadis son operaciones esenciales en el desarrollo de la economía de Cádiz y a la hora de conseguir culminar con éxito la transformación del modelo de ciudad. Un desarrollo, indicó, que debía de plantearse de forma global, atrayendo nuevas empresas y no moviendo de un lugar a otro del término urbano firmas ya existentes.

La ausencia de colaboración entre ambas instituciones tiene su mejor ejemplo en la eliminación de la Opex, la oficina creada entre Ayuntamiento y Consorcio para desarrollar el polígono exterior. En la etapa de Pozuelo la Zona Franca hizo dejación de sus compromisos lo que abocó al cierre de esta sociedad, que el Ayuntamiento pretende recuperar ahora "ya sea con otro nombre o con otro convenio de colaboración".

Pendiente de una reunión entre el alcalde, José María González, que es además presidente del Consorcio, y la nueva delegada del Estado, Martín Vila mandó ayer tarea al nuevo equipo de la exconcejala socialista, dejando claro que en este proceso va a contar con toda la ayuda del Ayuntamiento, a la vez que recordó los compromisos del Estado con la Zona Franca planteados hace unos años por el que fue ministro de Hacienda con el PP, Cristóbal Montoro, que prometió 600 millones de inversión y la creación de 5.000 empleos en el Consorcio.

Esta inversión se reclama ahora al gobierno central, ya en manos del PSOE, asumiendo que no puede quedar en manos de un Ayuntamiento como el gaditano sin apenas recursos, "como se pretendía en la etapa de Pozuelo, lo que era una propuesta de vergüenza política".

A la nueva delegada, además de recuperar esta oficina de desarrollo del polígono exterior, el gobierno municipal le insta a poner en funcionamiento terrenos ya propiedad del Consorcio, en parte o en su totalidad, como son los de Ibérica Aga y los de Supersol. En este sentido, recordó que ya el grupo municipal socialista llegó a llevar a pleno una serie de propuestas para el primero de los solares, dedicándolo para pequeñas empresas. Martín Vila indicó que era interesante dar espacio a los emprendedores y, también, contar con espacio para facilitar operaciones de realojo de industrias radicadas en el polígono exterior cuando se afronte la reforma general.

Junto a ello, volvió a poner sobre la mesa la utilización provisional de los terrenos del Hospital Regional, propiedad de la Zona Franca, como aparcamiento en superficie mientras no se aclare su futuro. Esta propuesta ya fue rechazada durante la última etapa de gestión del PP.

"Esperamos que los vientos de cambio sean beneficiosos para la ciudad porque Cádiz no puede perder el tiempo. Dejémosno de cartas de saludos y pongámonos a trabajar sin dejar pasar el verano", reclamó el teniente de alcalde.

Vila, que recordó que gracias a la postura de su gobierno de defender la Zona Franca como suelo industrial se propició la llegada de Torrot, mencionó también los amplios terrenos de Navalips, cerrados desde hace años y propiedad también del Estado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios