Suceso en el puerto de Cádiz La Autoridad Portuaria sufre un intento de estafa online de casi un millón de euros

  • Un presunto hacker se hizo pasar por un proveedor que da servicio al puerto de Cádiz y envió a la APBC varios certificados en el que notificaba la cuenta en la que se debían hacer unos ingresos

  • La falsedad de los documentos fue detectada a tiempo, poco antes de llevarse a cabo los pagos

Imagen de archivo del puerto de Cádiz Imagen de archivo del puerto de Cádiz

Imagen de archivo del puerto de Cádiz / Julio González (Cádiz)

La suerte ha estado del lado de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz. El ente portuario ha estado a punto de ser víctima de una estafa millonaria que podría haber dejado seriamente dañadas las arcas de la APBC.

Los hechos han sido denunciados ante la Guardia Civil que se está ahora encargando de esclarecer los hechos y verificar la autént¡ca identidad del hacker que está detrás de este intento de estafa.

Al parecer, según cuentan de la propia APBC, el citado proveedor de servicios que a día de hoy está acometiendo varias obras en el puerto de Cádiz notificó al puerto la culminación de una parte de unas obras, con la correspondiente certificación, por la que la Autoridad Portuaria tenía que pagar ahora más o menos un millón de euros divididos en dos pagos, uno de algo más de 600.000 euros y un segundo ingreso de algo más de 300.000, de manera que ambas cantidades sumaban  el citado millón de euros.

A la vez que esta certificación, al departamento económico de la APBC le llegó también, presuntamente procedente de ese mismo proveedor, la notificación del cambio del número de cuenta en la que el ente portuario tenia que realizar los dos ingresos.

Como suele ser habitual, según aclaran desde la administración que regenta Teófila Martínez, se procedió como se suele hacer ante una petición de cambio de los dígitos de una cuenta bancaria para así verificar que todo el trámite se hace de manera correcta.

Así, la Autoridad Portuaria procedió a solicitar, por un lado al banco y, por otro, al propio proveedor, un certificado sobre este cambio en el número de cuenta en el que realizar el ingreso del millón de euros.

Pocos días después de realizar esta solicitud por parte de la APBC, el área económico recibía, como suele ser habitual, ambos certificados, trámites necesarios para proceder al pago de los servicios prestados por este proveedor de una de las obras que se están llevando en suelo portuario de la Bahía de Cádiz.

Hasta aquí todo correcto menos que los certificados que recibía la Autoridad Portuaria eran falsos. Procedían de un hacker que, de alguna manera, era consciente de esta solicitud realizada, pero una vez cumplido el protocolo habitual, la APBC procedió a ingresar en la cuenta desde la que realiza sus pagos esos primeros 600.000 euros, dinero que presuntamente le llegaría al proveedor en cuestión de pocos días.

Mientras esto ocurría, el auténtico proveedor se interesó ante la APBC por si se había realizado ya el ingreso o no, a lo que la APBC le dijo que estaba en trámite y que ya era raro que no le hubiera llegado el dinero, por lo que desde el área económica procedieron a rendir cuentas ante su banco. Y fue en este momento cuando se descubre la falsedad de los certificados emitidos por el pirata informático.

De manera inmediata, la Autoridad Portuaria dio orden a su banco para paralizar el pago, algo que se consiguió, por suerte, a tiempo. De manera simultánea, la administración portuaria puso los hechos en conocimiento de la Guardia Civil emitiendo la correspondiente denuncia por un intento de estafa que finalmente quedó frustrada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios