Cádiz

Autoridad Portuaria diseña el plan de protección para todos sus muelles

  • El ente portuario se adapta a la última normativa con el nombramiento de un oficial de protección de puertos para todo su ámbito · Primeros pasos para crear el comité consultivo de protección

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz nombró en su último consejo de administración a José Antonio Romero Huelin como nuevo oficial de protección de puertos, una figura con la que se pretende dar cumplimiento a las últimas normativas de protección de los puertos y del transporte marítimo y cuya labor de coordinación será fundamental para unificar criterios de actuación, protección y seguridad en todas las instalaciones de la propia Autoridad Portuaria. Entre sus objetivos se encuentra la elaboración de un plan de protección que integre las necesidades de seguridad de todo el ámbito portuario competencia de este organismo de la Bahía.

El oficial de puertos es un cargo creado en diciembre de 2007 por el Gobierno central mediante un real decreto con el que las autoridades se propusieron mejorar los niveles de protección de las instalaciones portuarias españolas. La base de esta última normativa se encuentra en el llamado código PIBP, un código internacional para la protección de los buques y de las instalaciones portuarias que fue aprobado por la Organización Marítima Internacional y que nació casi con carácter de urgencia a raíz de los atentados del 11 de septiembre en la ciudad de Nueva York. Si aquel día el objetivo fue el transporte aéreo, cualquier otro día podría serlo también el marítimo.

De aquella normativa internacional arrancaron hace unos años las primeras restricciones de acceso a los puertos españoles, entre ellos el de Cádiz, un cambio no siempre bien entendido en una ciudad en la que pasear por el puerto, e incluso pasear, era una actividad habitual.

Romero Huelin, que se muestra partidario de ir "poco a poco" dando pasos en la mejora progresiva del puerto gaditano, explica que desde su departamento se debe diseñar la prevención de los llamados "actos antisociales": daños, robos, sabotajes o terrorismo. Hasta ahora, cada instalación portuaria de la Bahía (Cádiz, El Puerto, La Cabezuela, los astilleros o el muelle de Zona Franca) poseía su propio plan de protección. El futuro, tras la nueva normativa, pasa por unificar este plan y elaborar uno para todo el ámbito de la Autoridad Portuaria gaditana. Su diseño será posterior a la evaluación de riesgos de todas las instalaciones, cuya elaboración también se detalla en el citado real decreto.

El nuevo oficial de protección destaca también la futura creación del comité consultivo de protección del puerto, cuya coordinación y presidencia corresponde a la Autoridad Portuaria y que debe estar integrado por una diversidad de representantes: desde la propia Autoridad Portuaria y el oficial de protección hasta Capitanía Marítima, Subdelegación del Gobierno, Aduanas, Fuerzas de Seguridad, Comandancia Naval, Protección Civil o Sanidad Exterior.

Estima José Antonio Romero que este comité será un espaldarazo, un paso adelante, para mejorar la coordinación en materia de protección de un muelle que quiere potenciar aún más su tráfico de cruceros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios