Cádiz

Aumenta la labor caritativa y bajan las celebraciones

  • Descenso llamativo en el número de sacerdotes, que se cifra en 117 para atender 116 parroquias

Imposición de la ceniza durante la Cuaresma de 2013.

Imposición de la ceniza durante la Cuaresma de 2013. / joaquín pino

Mayor carga social, menos recursos y un descenso también en las celebraciones religiosas. Ese es el balance de la memoria de actividades que ha hecho pública la Iglesia gaditana.

En el bloque relacionado con la acción caritativa desarrollada a lo largo del pasado año 2015, las cifras desvelan que 47.846 personas fueron atendidas en la diócesis, a lo que se suman otros 6.799 inmigrantes, 640 ancianos y otras 132 personas que pasaron por los centros de orientación familiar de los que dispone el Obispado para la atención de familias que necesitan ayuda.

Estos datos reflejan un aumento en la acción diocesana con respecto a la última memoria pública (del año 2013), donde las personas atendidas fueron 33.321 y los ancianos 580. Baja, sin embargo, el número de inmigrantes que han requerido atención (145 menos que el último balance).

Frente a este aumento de la acción social de la Iglesia -que posiblemente contradice esos datos de recuperación económica y salida de la crisis que se anuncian a nivel nacional- se percibe un leve descenso en la actividad celebrativa. 5.337 bautizos celebrados frente a 5.395 en 2013; 5.446 comuniones frente a las 5.680 del último balance; 1.509 confirmaciones (frente a 1.548); y 1.043 bodas religiosas (diez menos que las anteriores cifras publicadas por el Obispado) así lo reflejan.

Y posiblemente el dato más negativo del balance sea el descenso de recursos con los que la Iglesia gaditana atiende tanto su acción social como la celebrativa. Llama la atención el fuerte descenso del número de sacerdotes, que si en el anterior balance eran de 196, actualmente se cifran en 117. Casi el mismo número que las parroquias (que se quedan en 116, perdiendo dos en este último ejercicio). Los recursos decaen también en relación al número de monasterios, que han pasado de ocho que había a los siete actualmente repartidos en distintos puntos de la diócesis (todo ello según los datos publicados por el propio Obispado).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios