Cádiz

La Asociación Calor en la Noche atiende en 2014 a 2.170 personas

  • La entidad asiste a unos 100 indigentes más que en 2013, concentrados principalmente en el casco antiguo

Nadie desea que su vida pueda terminar en la calle sin un techo donde cobijarse, sin una cama donde descansar, sin saber adónde ir cada día y sin tener un futuro. La crisis ha agravado especialmente esta situación y en los últimos años ha aumentado el número de asistencias a las personas sin hogar. Por ello, es muy importante la labor altruista que realizan a diario las entidades sociales de la ciudad, que se dedican a cubrir, dentro de sus posibilidades, las necesidades que tienen. 

 

Conocer de manera exacta el número de sintecho que hay en las calles de Cádiz es una tarea muy complicada debido a la alta movilidad de este colectivo, que suele desplazarse de municipio en municipio para buscarse la vida. Sin embargo, fruto de la labor que realizan las organizaciones sociales, podemos tener una aproximación. Una de ellas es la Asociación Calor en la Noche, que en 2014 atendió a 2.170 personas en la calle en las salidas que realizan todos los viernes del año para entregar comida, ropa y enseres de aseo a los indigentes, que se complementa durante los meses de invierno con el reparto de mantas los martes. Este dato supone una ligera subida respecto al 2013, en el que se realizaron 2.061 asistencias. 

 

Respecto al sexo, la gran mayoría de los sintecho son hombres. Así, en 2014 se realizaron 1.899 a hombres, por 271 a mujeres, mientras que en 2013 fueron 1.828 hombres y 233 mujeres. 

 

En cuanto a la ubicación de los indigentes, principalmente están en el casco antiguo, con 1.381 personas atendidas durante el 2014, mientras que en extramuros fueron 789 personas. En 2013, en el centro asistieron a 1.161 personas, frente a las 900 de Puertatierra. 

 

El mes en el que Calor en la Noche prestó más asistencias fue enero con 269 personas, seguido de mayo con 259 y octubre con 253. Estos datos, con la salvedad de mayo, marcan una tendencia de un mayor número de personas sin hogar en los meses de invierno, disminuyéndose con la llegada del buen tiempo, contando con la excepción de que esta entidad, perteneciente a la Obra Social La Salle-Viña, no realiza su labor durante agosto y la primera quincena de septiembre. 

 

Además de la comida para intentar aliviar las dificultades de estar en la calle, la memoria de Calor en la Noche también recoge los materiales que son entregados a los indigentes, destacando los 2.067 pares de calcetines, las 2.038 unidades de ropa interior o los 1.000 packs de gel y champú, entre otra serie de utensilios. 

El secretario de Calor en la Noche, Rafael Torres, explicó sobre la situación de las personas sin hogar que se debe "a un cúmulo de cosas que están fallando a nivel político, que no ponen medios" y puso el foco en las pocas ayudas que tienen las asociaciones que trabajan en la calle. 

 

En referencia a los datos, Torres señaló que sí se nota la variación según la climatología, ya que "en el invierno se está un poco mejor en Cádiz. Cuando llega el buen tiempo, van a lugares de más turismo y cuando regresa el frío, vuelven a la ciudad". 

 

Junto a esto, también argumentó que la distribución por Cádiz se concentra, principalmente, en el casco antiguo porque "en Puertatierra apenas hay  comedores, albergues o duchas. El que está en el centro puede acceder a más servicios, mientras que el que está en extramuros apenas se mueve de allí". 

 

Ante este tema, confesó Torres que "es complicado tratar el tema de las zonas.  No sería factible poner un local en Puertatierra por el número de personas que hay allí. Además, ellos también buscan el centro para dormir por la seguridad". 

 

Entre las actividades que realizó el año pasado Calor en la Noche, destaca la comida que organiza todos los domingos desde mayo en el Bar Galicia, en la que se da de comer a 21 personas en una jornada en la que las entidades no salen a la calle. Esto ha supuesto un aumento en los gastos de la asociación, que se mantiene con las cuotas de los 72 socios que tiene. Por ello, para intentar conseguir más ayudas, este colectivo está animando a diversas agrupaciones de Carnaval  a que incluyan en sus libretos la hoja de inscripción en la asociación. 

 

Mirando hacia el futuro, entre los proyectos que tiene en mente Calor en la Noche está la apertura de un centro de día para atender a los sintecho, darles de desayunar y procurar que no estén en la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios