Cádiz

Ampliada a cinco años la prórroga del alquiler de Enrique el Mellizo

  • Los vecinos podrán comprar los pisos una vez acabado el plazo o quedarse como arrendatarios

El Ayuntamiento ha decidido prorrogar en cinco años el periodo del arrendamiento de los vecinos del inmueble de la calle Enrique el Mellizo, 2, un edificio de viviendas destinado a jóvenes en alquiler con opción a compra. De esta forma, el Consistorio ha contestado al requerimiento realizado por parte del Defensor del Pueblo Andaluz, que en el mes de enero dio la razón a los inquilinos en su petición para la reducción del precio de los pisos a los niveles publicitados antes de su entrega en 2008.

En este informe, Jesús Maeztu recomendó al Ayuntamiento que ampliara el plazo de alquiler con el descuento de las rentas del precio de compra o bajara el precio de las viviendas.

Para llegar a esta resolución, el Consistorio toma como base la reunión celebrada entre el concejal de Vivienda, Pablo Román, y los vecinos de la calle Enrique el Mellizo, 2 en octubre de 2013. En dicho encuentro, se informó a los ocho inquilinos de este inmueble que acudieron a la cita que el consejo de administración de la empresa municipal de vivienda Procasa había aprobado que la valoración de las viviendas se iba a realizar a partir de lo que indica el régimen de vivienda de protección oficial de iniciativa municipal y autonómica, quedándose el metro cuadrado en 1.743,40 euros, frente a los 2.600 euros que marcaban los contratos.

En este encuentro, desde el Ayuntamiento se ofreció a los vecinos la ampliación del periodo del alquiler en tres años, manteniéndose la opción de compra una vez acabado este plazo y descontándose las rentas de los cinco primeros años del arrendamiento si al final del plazo decidían comprar estas casas.

La contestación del Consistorio, que ya sido remitida al Defensor del Pueblo Andaluz, contempla la ampliación de esta prórroga de tres a cinco años, recogiendo las mismas condiciones que se encuentran suscritas en los contratos. Así, una vez pasados los cinco años -en 2018- los vecinos podrán ejercer su opción de compra con la rebaja de las cuotas pagadas durante los cinco primeros años de alquiler. Pasado este tiempo, los arrendatarios que no puedan hacer frente a la compra de estos pisos al no tener recursos o no conseguir la financiación, se podrán quedar en estas viviendas en régimen de alquiler.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios