Cádiz

Abierta la preinscripción al taller 'Historia e historias de las brujas'

  • l Información e inscripción: info@librosdealejandria o el teléfono 956 22 81 70

taller

La experta en género Susana Ginesta repite en el café librería Libros de Alejandría el taller Historia e historias de brujas, que estrenó el mes pasado. Un encuentro en el que Ginesta se acercará a la figura de la bruja como icono en diferentes frentes -historia, mitología, cultura popular-, así como su evolución y las interpretaciones que, hoy en día, podemos realizar del arquetipo. Historia e historias de las brujas repasará la figura de estas mujeres desde el lenguaje al mito, pasando por la publicidad o la televisión. Para Susana Ginesta, el concepto mismo de bruja está ligado a la exclusión. Tal vez sea ese el denominador común que une hechiceras míticas, adoradoras de Satán y seductoras letales.

"Incluso en relatos muy antiguos -afirma-, vemos que hay un interés por la sumisión del género femenino. Eva, a la que obligan a parir con dolor, es el origen de todos los males de la humanidad, al igual que Pandora, porque no puede evitar aspirar a saber, sentir curiosidad. Pero antes que Eva, estuvo Lilith, la primera mujer de Adán, que fue expulsada porque se negó a obedecerlo sexualmente".

La curiosidad -como vemos también en la mujer de Lot, o en cuentos como Barbazul- es el gran pecado femenino: "Hay muchas cosas que extraemos de mitos y leyendas; una mujer no puede ser curiosa -continúa Ginesta-. Tampoco puede cuestionar, como hizo Lilith, ni conspirar secretamente, pues acaba mal. Y está destinada a sucumbir por amor: por amor (se nos repite) perdemos la cabeza".

"Tanto desde la alta como desde la baja cultura, tanto grandes filósofos como el refranero, han intentado transmitir esa idea de que la mujer es inferior -explica la experta-. Todo lo que quedara fuera del modelo mariano era pecaminoso".

¿Qué es una bruja hoy en día? El look gótico y series como Embrujadas han puesto de moda la brujería, y la han despojado de su carácter siniestro pero también "de su espíritu de transgresión que -indica Ginesta- era lo que caracterizaba a todos estos modelos de mujer".

De hecho, en el siglo XX, brujas podrían ser las primeras sufragistas. Tanto su imagen como el rechazo que se producía ante estas actitudes "antinaturales" pudieran muy bien encajar en la iconografía de la bruja medieval. Pero también podrían haber sido definidas como brujas las seductoras del cine o científicas como madame Curie.

El curso -que se imparte los días 24, 25 y 27 de julio, de 18.30 a 20.30 horas- tiene un coste de 20 euros. Inscripción previa, hasta el 20 de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios