Alta cocina

Alevante, el restaurante de Angel León en Chiclana, abre temporada con una versión marinera de la berza chiclanera en su menú

  • El establecimiento también estrena nueva decoración

La berza marinera de Alevante La berza marinera de Alevante

La berza marinera de Alevante / Cosasdecome

El restaurante Alevante, situado en el Gran Melía Sancti Petri, abrió nueva temporada ayer viernes. Lo hace además, estrenando decoración y también en un hotel renovado ya que en esta temporada el Meliá situado en Chiclana se transforma en “Gran Meliá”, el nivel más alto de esta cadena, que tan sólo tiene una decena de establecimientos en España con esta categoría y que le da un punto más de excelencia.

Un punto más de excelencia también busca Alevante en esta temporada, la segunda ya en la que luce una estrella Michelín. El establecimiento continúa con su costumbre de sólo abrir para cenas y con dos menús degustación. En el equipo no hay cambios, al frente de la cocina continúa Juan Domingo Sánchez y en los comedores dirije la orquesta Alfredo Mendez. Es el mismo equipo que obtuvo La Michelín y que continúa al frente del segundo barco de Angel León.

El gaditano Luis Callealta, el director gastronómico del grupo Aponiente, termina estos días de ajustar detalles de los menús de Alevante. Seguirán siendo dos. El más largo tendrá 17 platos y saldrá por 130 euros, mientras que el corto, con 14, queda en 110. A ambos se le puede sumar una selección de vinos para acompañarlo, en este caso los precios suben a 195 el primero y a 160 el segundo.

El establecimiento luce varios estrenos, el más llamativo es su decoración. Ha sido diseñada por el arquitecto Alvaro Sans, el mismo que ha dirigido el remozamiento del Meliá Sancti Petri para convertilo en Gran Meliá, un acontecimiento que coincide además con el veinte aniversario de las instalaciones.

Más capacidad

El nuevo Alevante tiene un poco más de capacidad, 38 comensales, divididos en dos salones, ya que ahora lo que funcionaba como un comedor privado se integra en el restaurante. El local sigue teniendo una zona de recepción, decorada con un gran atún y luego los dos comedores donde se han introducido gruesas cuerdas, como las que llevan los barcos, a modo de decoración. En el centro de la estancia hay unos mullidos sofás que dan cobijo a 4 mesas. El resto de ellas se sitúan en torno a estos sillones. En la esquina y completamente acristalada continúa la bodega, seleccionada por el jefe de sala de Aponiente, Juan Ruiz Henestrosa.

Platos de creación propia

El establecimiento estrena también sus dos menús degustación que estarán integrados en un 70 por ciento por platos que han tenido éxito en Aponiente, con ligeras actualizaciones y otro 30 que son platos especialmente creados para el establecimiento. Precisamente en este campo se estrena este año una peculiar versión de la berza chiclanera con la peculiaridad de que está realizada con un caldo marino en el que se introducen garbanzos, tagarninas y una particular pringá integrada por una morcilla de caballas, un chorizo de lisa de estero y pellejos de atún, además de un toque de comino. La berza se servirá con pan del horno Artesa de Arcos, que será el que surta de pan al establecimiento.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Alevante, aquí.

Aquí la guía gastronómica de Chiclana

Etiquetas

más noticias de BOCABIERTA Ir a la sección bocabierta »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios