BIAU 2012

"Falta apoyo más decidido para construir el futuro de la profesión"

  • El presidente del Consejo Superior del Colegio de Arquitectos de España, Jordi Ludevid, acude estos días a la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo que hasta el viernes se celebra en Cádiz

El presidente del Consejo Superior del Colegio de Arquitectos de España (CSCAE), Jordi Ludevid, anda estos días por Cádiz, al hilo de la Bienal Iberoamericana de Arquitectura que hoy abre sus puertas. Puertas que hoy atraviesa junto a cientos de compañeros para reflexionar sobre el estado de la profesión, del que hace balance en estas páginas, de cara a la creación de un proyecto de futuro más austero y sostenible que transforme ciudades.

-¿Con qué aspiraciones se enfrenta a la Bienal?

-La Bienal es una oportunidad de interpretar un momento dado de la arquitectura iberoamericana y, por tanto, un espacio de reflexión que utiliza la profesión y la sociedad para ver el estado de la cuestión y de los desarrollos arquitectónicos de España, Portugal e Iberoamérica.

-Usted dice que el sector atraviesa por una triple crisis (profesional, institucional y legal), lo cual invita a reflexionar y pensar en un nuevo modelo. ¿Espera encontrar respuestas estos días?

-Las respuestas las vamos construyendo entre todos, día a día. Estamos obligados a hacer propuestas y construir respuestas, bien sea desde entidades profesionales o desde las administraciones públicas. Y una Bienal permite hablar sobre ello en los distintos conversatorios, ponencias y desde los materiales que genera una exposición o las reflexiones de los comisarios. La triple crisis esta ahí y nuestra obligación es  tener propuestas razonables para seguir adelante.

-Como presidente del CSCAE, ¿cómo valora la labor de las instituciones, principalmente del Gobierno, a la hora de favorecer al sector con nuevas medidas?

-En primer lugar quisiera destacar la carrera del Colegio de Arquitectos de Cádiz para la Bienal, que ha sido extraordinaria, así como el apoyo del Ayuntamiento de Cádiz y su alcaldesa. Detectamos enseguida cuándo alguien nos apoya y cuándo no. En cuanto al Gobierno, preferimos trabajar en silencio y hacer propuestas en estos momentos tan difíciles para que las tenga en cuenta y que el trabajo conjunto dé sus frutos. La salida de las tres crisis nos corresponde a todos.

-Las administraciones son en parte culpable del mal que atraviesa el sector, que lo asfixia ante la falta de pagos.

-Por eso pedimos que no dejen de creer en la arquitectura como política pública. La arquitectura es algo necesario para la sociedad y para las ciudades y, sin arquitectura, las ciudades no existen. Que haya que cambiarla ahora por la situación actual económica es evidente,  pero no quiere decir que tenga que desaparecer, sino ajustarla a nuevos parámetros vinculados a la rehabilitación, a la transformación de la ciudad y a la sostenibilidad. Por tanto, exigimos respeto y ofrecemos nuestra capacidad de cambiar, reinventarnos, reajustarnos a nuevos caminos y trabajar con rigor. Como cualquier profesión.

-Esto tiene que ver con la libre competencia, que está llevando a una bajada de honorarios, ¿no cree que denigra la profesión?

-Claro. Hemos tenido algunas dificultades para adaptarnos al mercado, pero se irá superando. La sociedad tiene que entender que si quiere un buen servicio hay que pagarlo razonablemente. Esto no puede ser duro a cuatro pesetas. Detrás de un servicio de calidad y riguroso hay mucho trabajo y mucho esfuerzo.

-Hablaba de la capacidad del arquitecto de reinventarse. ¿Por dónde van los tiros?

-El futuro está en la rehabilitación urbana en España y Europa y, por otra parte, en una reinvención profesional de la arquitectura que restablezca y recupere este sentido de utilidad social y honestidad. La burbuja ha dejado al sector bastante perjudicado en su legitimidad social, y esto también afecta a los servicios de arquitectura. La salida es la honestidad y rigor profesional alrededor de la rehabilitación. No se trata de crecer, sino de rehabilitar.

-¿Cuáles son las principales batallas que tienen que librar los colegios en la actualidad?

-Acompañar a la profesión en tiempos de extrema dificultad es nuestra principal tarea. Las instituciones profesionales no puede sustituir la acción personal de cada colegiado, sino aconsejar y ofrecer servicios de formación continua. Y ahora, además, acompañar a la búsqueda de oportunidades de trabajo distintas que antes no se consideraban. Es decir, ser útiles a los compañeros, que están sufriendo la mayor crisis económica de la historia de la profesión.

-¿Y qué dice de la tendencia migratoria que se está produciendo a Latinoamérica?

-Una de las posibilidades en la mesa de un arquitecto español es buscar trabajo en el exterior. Nosotros estamos trabajando para acompañar estas iniciativas. El problema es que exportar servicios no es lo mismo que exportar mercancías. Es más complejo. En Sudamérica hay muchas oportunidades y muchas dificultades. Nuestros compañeros que lo intentan a veces lo consiguen, pero no sin muchos esfuerzos, tiempo y sin invertir recursos propios. Pretendemos establecer servicio de acompañamiento y asesoramiento para reducir estas dificultades.

-¿Ayuda el prestigio de la arquitectura española?

-Claro. De hecho, queremos que a partir de este prestigio se construya una marca que pueda amparar esta exportación. En este sentido, estamos a punto de anunciar la creación de unos premios anuales de reconocimiento de arquitectura española en el mundo. Los últimos años se ha conseguido construir importantes hitos fuera y, para demostrarlo, queremos crear estos premios. Estamos en camino y muy ilusionados.

- Sinceramente, ¿ve la luz al final del túnel?

-Yo sí la veo, o quiero verla. A veces parece que entra niebla pero, al día siguiente, vuelve la claridad. Es un momento para trabajar muy duro, con seriedad y mucha lealtad entre instituciones y personas. No es momento de críticas porque la situación es tan extremadamente difícil que hay que estar unidos. Pero faltan apoyos más decididos para construir algo que es imprescindible y al que tiene derecho el sector de la construcción, que es un proyecto de futuro para transformar ciudades a través de la rehabilitación, más austero y modesto.

Etiquetas

03153017

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios