Elecciones 22-M · Presentación programa PSOE

Díaz bajará los impuestos

  • El programa del PSOE incluye una rebaja de 3,5 puntos del IRPF y una bonificación más amplia de Sucesiones y Donaciones. Recoge algunas de las propuestas de IU en la coalición.

El PSOE lleva en su programa electoral una rebaja de varios de los impuestos en los que la Junta tiene capacidad normativa, de tal modo que liberará anualmente una cantidad de dinero para los ciudadanos. Todavía no hay cálculos concretos. No es un gran descenso de impuestos, pero sí un paso decisivo en esta línea, algo a lo que hasta ahora se había negado el Gobierno socialista.

La candidata del PSOE, Susana Díaz, presentó ayer por la mañana el programa electoral de su partido. Se trata de 580 medidas, aunque muchas de ellas son exigencias al Gobierno central. Los socialistas organizaron un desayuno informativo en Sevilla para presentar su programa a representantes de la sociedad civil. No obstante, Díaz aseguró que el programa se mantendrá abierto durante toda la campaña.

La tarifa autonómica del IRPF bajará entre 2 y 3,5 puntos para las rentas de "clases medias y trabajadoras", según explica el ideario socialista para los próximos comicios. Fuentes del PSOE matizaron que de esta reducción se beneficiará la mayor parte de los contribuyentes andaluces, con rentas de hasta 50.000 euros.

Cuando el Gobierno central rebajó los puntos del IRPF para 2015, la Junta no siguió el mismo camino argumentando que no podía prescindir de esos ingresos. El programa del PSOE dispone que el descenso del IRPF se cubrirá con una reclamación que la Junta ha hecho al Gobierno correspondiente a los años 2008 y 2009. Son 1.235 millones de euros de las liquidaciones del IRPF de esos ejercicios. En el caso de que Moncloa no aceptase esta devolución, la Junta lo obtendría de otras reclamaciones o del previsto cambio del sistema de financiación autonómica.

Un hecho a considerar, y que da cuenta de la condicionalidad de esta promesa, es que la Junta no prevé que en los próximos años vaya a producirse una recuperación económica tan intensa que los ingresos tributarios crezcan en esa proporción.

El segundo de los impuestos que se reducirá es el de Sucesiones y Donaciones, prácticamente desaparecido en muchas comunidades autónomas debido a sus grandes bonificaciones. Lo que hará el PSOE, si logra gobernar, es aumentar la exención de tributación para los primeros 100.000 euros de la base liquidable de todo tipo de contribuyentes. Hasta ahora estaban exentos las bonificaciones las sucesiones y donaciones de hasta 175.000 euros. Esta medida supondrá un ahorro a los contribuyentes de 55 millones de euros. Hay otra rebaja parcial en el tipo de los Actos Jurídicos Documentados para los casos relacionados con la creación de empleo.

El Gobierno socialista de Susana Díaz se negó en la anterior coalición con Izquierda Unida a subir los impuestos o a introducir nuevas cargas, como el de las grandes superficies. De cara a las elecciones del 22 de marzo, el PSOE daría un paso más en una política practicada por partidos más liberales.

El PSOE ha introducido en este programa la creación de una Oficina de Prevención del Fraude y la Corrupción en Andalucía, un órgano de nueva creación que tendría facultades de inspección y de investigación. Buena parte de la primera parte del programa socialista se dedica a la transparencia y medidas contra la corrupción, mediante propuestas o ya conocidas o que se han puesto en marcha.

En educación, el PSOE acuña el término de "familia segura" para aumentar el tiempo que los escolares podrán estar en los centros, así como una mejora para la estancia de los niños de cero a tres años. La Junta contratará a profesionales, recién licenciados en Infantil y Primaria, para dotar al sistema de 1.200 plazas más en este rango de edad. El objetivo es que los colegios permanecerán abiertos desde las 7 de la mañana hasta las 6 de la tarde, y que todas las horas estén cubiertas por profesionales.

El programa del PSOE también recupera algunas de las leyes que tenía en marcha IU en el Gobierno. Así se mantiene la creación de la banca pública, eufemísticamente llamada ente público de Andalucía. Se trata de un banco que servirá para mejorar la financiación de las empresas, pero que no captará depósitos. Éste fue uno de los problemas que el PSOE tuvo con IU, que quería una banca en todo el sentido: con depositantes, cuentas y oficinas abiertas por todo el territorio. Un Gobierno socialista también pondría en marcha la renta básica, pero con algunas limitaciones: no será universal y servirá para casos en riesgo de exclusión. Lo que hace el programa es comprometerse a desarrollar un precepto que está en el Estatuto.

El PSOE también salva de su tiempo de coalición las leyes de protección de los consumidores de productos hipotecarios y de facilitación de los pagos de las facturas de la electricidad y del agua para casos de familias con problemas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios