2012 Elecciones Andaluzas

La bondad de la alternancia política divide a los andaluces

  • El 47,4% cree conveniente un cambio protagonizado por el PP frente al 46,6%. El dato contrasta con la unanimidad que se mostraba sin citar al partido alternativa.

El cambio es una palabra talismán a la que es imposible resistirse y, después de 30 años de gobiernos socialistas, los anteriores barómetros indicaban que una amplia mayoría de los andaluces estaban de acuerdo con la alternancia. En el de noviembre de 2011 -el último sondeo- siete de cada 10 andaluces veían bien la alternancia, incluido un 33,7% de votantes del PSOE. Otros sondeos publicados en Andalucía indicaban también lo mismo: las ganas de cambio. Sin embargo, cuando al sondeado se le modifica la pregunta, y se le especifica que la alternancia a los 30 años de gobiernos socialistas es el PP, todo cambia. De este modo, un 47,4% de los sondeados opinan que es conveniente que se produjera el cambio y que gobernase el PP, pero el 46,6% considera que no está de acuerdo con la bondad de una alternancia protagonizada por los populares. La respuesta a esta pregunta muestra a un electorado dividido sobre la necesidad de cambiar al Ejecutivo del PSOE por el del PP, aunque con una ligera ventaja para los populares.

En esta ocasión, el Barómetro Joly ha modificado la pregunta, pasando de cuestionar simplemente por el cambio a centrarlo éste en el PP, debido a las opciones de los populares de Javier Arenas de gobernar. Ya ha ganado en dos ocasiones en Andalucía de modo global, en las municipales del 22 de mayo de 2011 y en las generales del 20 de noviembre. Pero una vez producido el cambio en Madrid, o al incluir la referencia del PP, las opiniones no son las mismas.

De hecho, la respuesta más respaldada es que no se está "nada de acuerdo" con la conveniencia de esta alternancia: un 28,1% lo afirma, lo que puede indicar el índice de rechazo que los populares tienen aún en Andalucía. Un 18,5% está "poco de acuerdo", mientras que el 25,3% sí está "bastante de acuerdo". El  22,1% de los sondeados no albergan ningún tipo de dudas sobre la bondad de la alternancia protagonizada por Javier Arenas después de 30 años de gobiernos socialistas. En Andalucía, el PSOE ha liderado los ejecutivos desde el inicio del Parlamento andaluz, en 1982, con cuatro presidentes: Rafael Escuredo, José Rodríguez de la Borbolla, Manuel Chaves y, ahora, José Antonio Griñán.

La estratificación de las respuestas por edad o por simpatía hacia los partidos da algunas sorpresas. Por ejemplo, los mayores valedores del PP son aquellos jóvenes que votarán el 25-M por vez primera: casi seis de cada 10 contestan que están de acuerdo con la necesidad de un cambio protagonizado por el PP. A los que no votaron en las autonómicas de 2004 le pasa lo contrario: un 60% opina que no es bueno este tipo de alternancia, pero a esta opción le puede ocurrir lo mismo, que no se vea reflejada en las urnas porque no va a votar.

No obstante, un 22,7% de los votantes socialistas de 2004 sondeados en esta ocasión sí consideran bueno que el PP sustituya al PSOE al frente de la Junta de Andalucía, lo que indica una desafección considerable.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios