2012 Elecciones Andaluzas

El PSOE no se asusta por las encuestas

  • Los socialistas creen que será una campaña "difícil pero esperanzadora" y apostarán por criticar la reforma laboral.

El PSOE arrancó anoche la campaña en un multitudinario y atípico acto en un bar del centro de la capital. Los candidatos socialistas, con Luciano Alonso a la cabeza, no querían hacer el habitual mitin, sino unirse al resto de ciudadanos y hablar de tú a tú, de forma que hubo varias sesiones en las que participaron personas que no eran militantes sobre diversos temas.

Los socialistas son conscientes de que van a ser las elecciones más reñidas de los últimos años, pero se muestran ilusionados. "Va a ser una campaña difícil pero esperanzadora", señaló el candidato número 1 al Parlamento andaluz por Málaga, Luciano Alonso, quien subrayó que "tenemos un presidente fantástico [por José Antonio Griñán] y un partido que asume sus errores pero que traza líneas de futuro con mucha esperanza".

Las encuestas dan la victoria al PP aunque en el seno socialista no terminan de creerse esas previsiones. "Estamos notando en los dos últimos meses un cambio extraordinario de apoyo al PSOE. La gente nos para y nos anima a una pelea hermosa. No es que vayamos a dar la vuelta a las encuestas, es que la gente nos va a apoyar. No hay ni un solo socialista que piense que no vamos a ganar", añadió Alonso.

Las claves de la campaña del PSOE van a pivotar sobre tres puntos: mantener el bienestar social, criticar la reforma laboral "que atenta contra la Constitución y se ha cargado el derecho al trabajo", y fomentar el empleo, haciendo especial incidencia en los jóvenes y los parados de larga duración.

La reforma laboral será uno de los principales palos a los que se va a agarrar el PSOE para arañar votos que, inicialmente, podrían haberse ido a los populares. "Estamos preocupados porque en tres meses de Gobierno de Rajoy la gente tiene miedo de perder las conquistas sociales conseguidas durante muchos años", expuso Alonso. Parte además de su esperanza de volver a gobernar radica en el hecho de que, según el candidato socialista, "creemos que durante muchos años los andaluces han tenido complicidad con el PSOE porque hemos representado el sentir del pueblo andaluz y queremos seguir transformando esta tierra".  Los socialistas confían además en que la ciudadanía no apoye a Arenas, "al que se le ha dicho no en tres ocasiones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios