2012 Elecciones Andaluzas

El PP descarta el copago en sanidad si llega a la Junta

  • Los populares abogan por hacer "más resolutiva" la atención primaria y reforzar los centros de atención especializada para descargar las urgencias hospitalarias

La portavoz de sanidad del PP en el Parlamento Andaluz, Ana Corredera, descartó ayer de manera tajante que los populares tengan la intención de aplicar el copago en sanidad si ganan las elecciones autonómicas, y subrayó que las medidas que tomen ayudarán a "preservar todas las prestaciones y a que se garanticen todos los derechos sanitarios de los ciudadanos". Corredera participó, junto al consejero de Sanidad de Castilla La Mancha, José Ignacio Echaniz, en una reunión en el hotel Las Adelfas con sindicatos y responsables de organizaciones para abordar el futuro de la sanidad en Andalucía, que consideró junto a las políticas sociales "el corazón del Estado de bienestar".

"Lo que nos preocupa es saber de verdad cuál es la situación de la sanidad andaluza, pues las denuncias que llegan de los proveedores apuntan a que la deuda es el triple de lo que reconoce la Consejería", advirtió Corredera. La parlamentaria popular recordó que la Administración autonómica sólo asume 550 millones de deuda, mientras que los proveedores farmacéuticos elevan la factura hasta los 1.523.

Ante esta situación, Corredera abogó por "asumir reformas, tomar medidas y, sobre todo, utilizar el dinero público con eficacia y eficiencia". "El PSOE anuncia el desmantelamiento de la sanidad si el PP gana las elecciones, pero no se va a perder ninguna prestación", aseguró. En cuanto a las reformas, abogó por hacer "más resolutiva" la atención primaria, "con más medios técnicos y humanos", y apostó por reforzar los centros de atención de especialidades con el objetivo de descargar las urgencias hospitalarias. En su programa electoral, el PP también defiende la reforma de la salud mental y propone potenciar el diálogo con los profesionales sanitarios, así como establecer un nuevo modelo retributivo "en función del trabajo que realicen los profesionales".

El candidato del PP y alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, aseguró que su partido "garantizará" que no se colapse el sistema y "no se derribe". "Vamos a garantizar la liquidez del sistema, ese equilibrio que tanta falta nos hace", dijo, y añadió que "en sanidad es donde mejor se puede demostrar que eso de los recortes es falso". Nieto rechazó la "politización de la atención sanitaria" y dijo que "hay que escuchar a los técnicos". En cuanto a la provincia, denuncia la "paralización total" del plan de reforma del Reina Sofía y de las nuevas instalaciones de Priego y de Palma del Río.

El consejero de Sanidad de Castilla La Mancha viajó hasta Córdoba para narrar su testimonio : "Encontramos una situación kafkiana, con un presupuesto ejecutado al 80% cuando aún quedaban seis meses de ejercicio por delante y con una deuda que superaba en más de una vez el presupuesto de todo un año".

La respuesta del PP fue la elaboración de un plan de garantía de los servicios sanitarios y sociales básicos, a los que "se ha dado prioridad quitando la grasa adonde había un exceso de adipositos". Echaniz, en concreto, se refirió a la reducción de los órganos de gestión, con la eliminación de "toda la parafernalia de cargos intermedios". El PP también apostó por centralizar la compra de medicamentos para ahorrar en la factura y por fomentar el "diálogo con los profesionales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios