El Tiempo Así se ve Sanlúcar a vista de dron tras la sorprendente granizada

María José Sánchez Rubio

Una vida dedicada a las políticas sociales

  • La Consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha sido reconocida con varios premios y distinciones, entre los que resaltan el Premio Nacional del Trabajo Social 2011.

El título de su blog adelanta su perfil: el reto de las políticas sociales. Con su entrada en el Gobierno, Susana Díaz quiere volver a visualizar la apuesta por un emblema de un gobierno de izquierda y que ha pasado completamente desapercibida en la etapa de María Jesús Montero. Las políticas sociales (inclusión, drogodependencias, mayores, infancia,...) tienen como últimos referentes en Andalucía a Micaela Navarro y a Isaías Pérez Saldaña, consejeros que consiguieron el agrado del movimiento asociativo.

Montero recibió estas políticas hace año y medio en el último Gobierno de Griñán, pero desmanteló la estructura que recibía. La exitosa fórmula de la gestión sanitaria no ha encontrado eco en la política social. Ahora a Sánchez Rubio le toca recomponer las piezas y ayer recibía numerosas felicitaciones del sector en las redes sociales.

Si Montero se dedicó casi al completo a su perfil sanitario, ahora es una persona procedente del ámbito de las políticas sociales la que gestionará una macroconsejería que gestiona casi el 40% del Presupuesto de la Junta.

La vida laboral de Sánchez Rubio se ha desarrollado en torno a las políticas sociales. Es licenciada en Psicología y Diplomada en Trabajo Social y Gerontología. Es funcionaria en excedencia de la delegación de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía.

En su carrera política ha desempeñado los puestos de delegada de Asuntos Sociales y Concejala del Ayuntamiento de Granada. Desde 2010 desempeñaba el cargo de delegada del Gobierno de la Junta en Granada.

A Sánchez Rubio le precede una amplia experiencia en este campo. La nueva consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales fue también parlamentaria en el Congreso de los Diputados (2004-2010). En su etapa como diputada Sánchez Rubio fue portavoz de la Comisión de las Políticas Integrales para la discapacidad y portavoz adjunta de la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los acuerdos del Pacto de Toledo. Su tarea profesional se ha reconocido con diversos premios y distinciones, entre los que sobresalen el Premio Nacional del Trabajo Social 2011, el Diploma de Honor e Insignia de Oro de Trabajo Social por su trayectoria profesional (2010) o el premio CAMF de Oro de la Confederación Andaluza de Discapacidad Física (2002). Es vicepresidenta primera de la Fundación del Parque Tecnológico Ciencias de la Salud.

En el Congreso de los Diputados destacó su papel en la ley de dependencia, así como en los trabajos y debates en todo lo relativo al sistema de pensiones, hoy de nuevo sometido a fuertes presiones a causa de la crisis.

La nueva consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales va a tener que hacer frente con fórmulas imaginativas a los recortes del Gobierno en las políticas de dependencia (214 millones en dos años) si quiere que Andalucía vuelva a estar a la vanguardia de estas políticas. También tiene el reto de sostener el Sistema Andaluz de Salud y tomar decisiones que su antecesora dejó sin resolver. En la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, debe encontrar a su aliada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios