Andalucía

Andalucía abre la puerta a suspender las vacaciones de los médicos para atajar el coronavirus

  • Las medidas para frenar el brote del Covid-19 contemplan también la suspensión de consultas no urgentes ya programadas

  • Los decretos de garantía de tiempos de espera para operaciones quedan suspendidos, salvo en el caso de las cardiopatías

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, durante una visita a un hospital. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, durante una visita a un hospital.

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, durante una visita a un hospital. / Alberto Domínguez

A la espera de conocer las medidas que tomará el Gobierno de Pedro Sánchez para atajar la crisis del coronavirus, la Junta de Andalucía ha tomado ya una serie de medidas dentro de sus competencias que van desde la posibilidad de aplazar consultas y operaciones no urgentes en el SAS a la posible suspensión de las vacaciones de los profesionales sanitarios, que quedan supeditadas a las necesidades de la Administración para paliar las consecuencias de la pandemia en la comunidad.

En Málaga, la zona más afectada, ya se han movido algunas intervenciones, pero el decreto aprobado por la Consejería de Salud y Familias también contempla, en todas las provincias, un aumento de las camas en los hospitales para observación, el incremento de la plantilla que ya anunció Jesús Aguirre. Además la Junta se reserva la posibilidad de contar con los profesionales de los hospitales comarcales, los conocidos como Chares, para reforzar las plantillas de los grandes centros de referencia.

Algunos de los decretos de garantías de plazo para las operaciones y para las consultas de especialistas quedan suspendidos. Se salvan de estas restricción el decreto que alude a las cirugías cardíacas y el que afecta a los procedimientos más comunes. Para evitar la afluencia a las urgencias de los hospitales y centros de salud, la norma aboga por impulsar la "telemedicina". Por el momento, según explicó el viernes Juan Marín, las urgencias han recibido un 30% menos de visitas en los últimos días con motivo del coronavirus.

El decreto también suspende la actividad de los centos ocupacionales para personas con trastornos mentales e incluso la adecuación de espacios para poner en aislamiento a personas que no puedan quedarse en su domicilio, como turistas o "transeúntes". También se suspenden las estancias de profesionales extranjeros en el SAS, salvo los que ya estaban haciendo prácticas, y las rotaciones de residentes en centros externos al suyo. También se veta la participación de profesionales del SAS en proyectos de cooperación internacional.

Fuera de las medidas sanitarias, destaca la suspensión de las labores de instalación y mantenimiento de los dispositivos de teleasistencia relacionados con la prestación de dependencia, salvo casos "críticos. También queda cancelada la prestación que se da a los menores con trastornos del desarrollo en los centros de atención infantil temprana.

Este decreto incluye también otras medidas ya conocidas, como la restricción de las visitas a hospitales de acompañantes o la clausura de los centros ocupacionales para mayores, los antiguos hogares del pensionista. También articula la suspensión de toda actividad educativa y la necesidad de desinfectar todas las infraestructuras y material móvil de transporte público gestionado por la Junta.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios