Andalucía

"Unas terceras elecciones serían un fracaso de todos los partidos"

  • Jiménez Barrios defiende el 'no' rotundo del PSOE a la investidura de Rajoy, sobre el que descarga toda la responsabilidad

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia y Administración Local, Manuel Jiménez Barrios, considera que una tercera convocatoria de las elecciones generales sería un "fracaso de todos los partidos". No obstante, el número dos del Ejecutivo autonómico no tiene ninguna duda de que ese fracaso sería mayor "de quien ha obtenido un respaldo mayoritario, en este caso el PP, siendo a Rajoy a quien le corresponde hacer todos los esfuerzos para alcanzar el consenso necesario".

Según Jiménez Barrios, "hay que intentar" que no se produzca una repetición de los comicios. No obstante, se muestra partidario del no rotundo de su partido a la investidura de Mariano Rajoy, tal y como se acordó en el Comité Federal del PSOE celebrado el pasado mes de julio. "Nuestra responsabilidad es el voto negativo", asegura el vicepresidente de la Junta en una entrevista a Europa Press.

El PSOE es, sostiene Jiménez Barrios, "la alternativa" al PP, ya que a su juicio es el partido que viene combatiendo sus políticas, "que son las que han llevado a una situación como la que ahora vemos, de un nuevo reajuste al que nos obliga Europa y que no se anunció durante la campaña electoral. Por tanto, tenemos nuestra responsabilidad que es el voto negativo y que fue el acuerdo del Comité Federal", insiste el dirigente socialista.

Preguntado sobre el hecho de que destacados miembros de su formación hayan expresado públicamente que el PSOE tendría que abstenerse, Jiménez Barrios diagnostica que "lo importante de verdad" es que Rajoy no puede esperar "sentado" a que se le lleve a la investidura, sino que "tiene que trabajar intensamente", como según dijo, hizo Susana Díaz en su día para ser investida presidenta de la Junta de Andalucía.

En su opinión, Rajoy tiene que proponer actuaciones que posibiliten el acuerdo con las fuerzas políticas y, en primer lugar, "intentar convencer a las formaciones de su espectro ideológico para que voten favorablemente". "Ése es el camino que tiene que transitar en estos momentos", defiende Jiménez Barrios, quien ha reprochado a Rajoy que "no se haya movido ni buscado lo que sería razonable, la complicidad de su espectro político".

El vicepresidente del Ejecutivo autonómico hace hincapié en que ése es el trabajo que le corresponde hacer al candidato del PP y jefe del Gobierno en funciones en estos momentos y que no tiene sentido que se le pida al principal partido de la oposición que defina su postura "antes de que el propio Rajoy haya aclarado si se presenta o no a la investidura, cosa que, por cierto, es durísima".

Sobre si el procesamiento del PP en el caso Bárcenas podría dificultar aún más una hipotética abstención de los socialistas en la sesión de investidura, Jiménez Barrios sostiene que esta situación viene a "poner la guinda" a lo ya "conocido, que el PP es un partido trufado de corrupción y que tiene que dar muchas explicaciones" tras ser el PP es el "primer partido" de España que está en los juzgados acusado de corrupción, lo que supone un "impedimento muy grande" para ofrecer un apoyo a la investidura de Rajoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios