Pablo Iglesias. Secretario General de Podemos

"Las primarias del PSOE han mostrado la Andalucía clientelar"

  • El líder de la formación morada confía en que Sánchez presente su propia moción de censura

Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados. Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados.

Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados. / efe

Pablo Iglesias acudió a El Coronil, la tierra del diputado de Podemos y líder jornalero Diego Cañamero, para recibir un homenaje de esta localidad.

-Visita tierra jornalera. Para una parte de la sociedad andaluza el movimiento jornalero tiene algo de anacronismo.

-Anacronismo es la existencia de una aristocracia terrateniente, una clase ociosa que sigue cobrando millonarias ayudas europeas, y anacronismo puede ser la realidad del campo andaluz con la humillación que tienen que sufrir los jornaleros para acudir a firmar sus peonadas con las que cobrar el PER. El movimiento jornalero es una realidad porque sigue siendo necesario y porque hay muchas cuestiones pendientes en el campo andaluz.

-¿Qué papel está haciendo Diego Cañamero como diputado?

-Para mí es un honor tenerlo de compañero, un ejemplo moral de los pies a la cabeza. Cuando uno ve Los santos inocentesél te dice yo viví eso. Ha presentado con una enorme brillantez el proyecto de ley jornalera.

-Podemos es un movimiento urbano que no acaba de arraigar en la Andalucía rural.

-Teresa Rodríguez es muy inteligente y está trabajando sobre el terreno para cambiar ese estado de las cosas, aunque es difícil porque es luchar contra el sistema clientelar de un PSOE que lleva gobernando Andalucía 40 años. En las primarias del PSOE se ha podido ver cómo funciona esa Andalucía clientelar, cómo la militancia andaluza votaba distinto al resto de los territorios.

-¿Cómo es esto que un ayuntamiento del cambio como Cádiz le dé una medalla de oro a una Virgen?

-Admito que cuando me enteré no entendía nada y tuve que llamar a Kichi para que me lo explicara. Para alguien de Madrid suena raro y no encajaría en otros ayuntamientos que gobernamos. Pero él me convenció. Me habló del carácter de dignidad popular que significaba esa Virgen y que en una ciudad como Cádiz, con esa tradición anarquista y liberal, esa Virgen, tan vinculada a las cofradías de pescadores, no va unida al conservadurismo que nos podría parecer desde fuera. Yo creo que Kichi lo ha manejado de una manera muy laica en el sentido de que se trata una muestra de respeto a los sentimientos populares demostrando que hay que convivir con distintos pareceres y tradiciones. Los urbanitas de izquierda tenemos que aprender a respetar esas tradiciones tan arraigadas en el pueblo.

-Pedro Sánchez le paga con su misma moneda y quiere robarle electorado.

-Para mí es bueno que Pedro Sánchez diga que está cerca de Podemos. Las primarias del PSOE, de hecho, han sido una lección de su militancia que se ha rebelado contra un establihsment político, económico y mediático.

-¿Para qué sirve su moción de censura aparte de para su propia proyección personal?

-Aquí no se trata de nombres y, de hecho, llamé a Pedro Sánchez para ofrecerle que retirábamos nuestra moción de censura, preséntate tú, le dijimos, del mismo modo que podríamos aceptar que se presentara una figura relevante de la sociedad española. Pero presentar la moción de censura era una obligación en la situación actual de excepcionalidad democrática.

-¿A qué se refiere? Corrupción siempre ha habido.

-El uso partidista de los mecanismos del Estado como Policía, fiscales y jueces para tratar de evitar que se investiguen los casos de corrupción supone una situación de excepcionalidad. Si se pincharan los teléfonos de dos miembros de la Camorra hablando de a qué juez o a qué fiscal prefieren pensaríamos que es algo propio de la práctica delictiva. Cuando eso mismo lo hacen miembros del PP que están siendo investigados por corrupción observamos hasta qué niveles estamos llegando con eso que el presidente Rajoy llama chismes.

-Al presidente no parece preocuparle mucho su moción. Ni siquiera le va a contestar en la tribuna.

-Pues debería tener la gallardía de hacerlo. Es la tercera moción de censura de la democracia y yo sé que de ella no voy a salir presidente pero quizá sí podamos demostrar que el presidente no superaría una moción de confianza, no alcanzaría los 175 votos. Quizá esta moción sea la antesala de otra, antes de Navidad, en la que el PSOE tenga más claro la necesidad de separarse del bloque de la Restauración y apartar del Gobierno a un partido anegado por la corrupción.

-¿Por qué iba a cambiar de opinión el PSOE?

-Yo entiendo que Pedro Sánchez lo tiene difícil, pero, al fin y al cabo, tras ser derribado de la Secretaría General dijo las mismas cosas que decíamos nosotros, que había sido presionado por César Alierta y Juan Luis Cebrián dentro de un proyecto de las élites para que nosotros no gobernáramos.

-¿Todo el mundo de Podemos está de acuerdo con la moción?

-Lo decidieron los inscritos. Yo no he escuchado a nadie decir lo contrario.

-¿Tampoco Errejón?

-Íñigo está dentro de la ejecutiva, claro.

-¿Sigue tomando cañas con él?

-Si es necesario, sí, pero nosotros no tomamos las decisiones tomando cañas.

-Me refiero a si se lleva bien con él.

-Naturalmente, Vistalegre nos hizo madurar a todos. Aquí todos nos llevamos bien.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios