Consejería de Igualdad

El Pleno del Consejo Andaluz LGTBI retrasará a 2020 su primera reunión

La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, junto a representantes políticos y de los colectivos del ramo, en un acto celebrado el día del Orgullo LGTBI. La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, junto a representantes políticos y de los colectivos del ramo, en un acto celebrado el día del Orgullo LGTBI.

La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, junto a representantes políticos y de los colectivos del ramo, en un acto celebrado el día del Orgullo LGTBI. / Efe

La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, anunció el pasado mes de julio en el Parlamento que la constitución del Consejo Andaluz LGTBI estaría aprobado en septiembre. No ha sido así. Han pasado los meses y el proyecto de decreto que dará carta de naturaleza a la creación del órgano participativo y consultivo en materia de derechos del colectivo de lesbianas, gais y transexuales, entre otros, está todavía en proceso de tramitación.

Y no culminará antes de que finalice el año, según explicaron fuentes de la Consejería de Igualdad. El primer Pleno de esta institución autonómica que reunirá a la Administración con las asociaciones LGTBI, por tanto, se retrasará a 2020.

El actual Gobierno de la Junta de Andalucía retomó de los anteriores administradores el proyecto de decreto por el que será regulado la composición y el régimen de funcionamiento del Consejo Andaluz LGTBI, un reglamento que deriva del mandato de la Ley 8/2017 y que señala la constitución del órgano participativo y consultivo en materia de derechos y políticas públicas de dicho colectivo.

En este instante, según indican fuentes de la Consejería de Igualdad, el proyecto de decreto se encuentra en audiencia del Consejo Consultivo, paso preceptivo previo a su presentación y consiguiente aprobación por el Consejo de Gobierno. Las mismas fuentes aseguran a este periódico que el objetivo es que el decreto contenga todas sus salvaguardas jurídicas y que sea aprobado antes del 31 de diciembre.

La Consejería contaba con que este órgano hubiera estado creado antes. Tanto es así que en uno de los informes de trámite incluía que el Presupuesto de 2019 contara con una partida para las indemnizaciones de los asistentes al Pleno del citado Consejo LGTBI.

Indemnizaciones hasta 2021

No obstante, teniendo en cuenta que dicha reunión plenaria debía estar convocada a los tres meses siguientes de la aprobación del decreto, no está previsto que tal cita se produzca antes de 2020, según prevén fuentes de las asociaciones del sector.

Debido a este contratiempo, el dinero destinado a las dietas de los participantes a esta sesión plenaria contemplada en la memoria económica del decreto de constitución del Consejo Andaluz LGTBI –3.942 euros– deberá remitirse a otros gastos antes de la finalización del presente ejercicio presupuestario.

La valoración de este coste, según indica la memoria, ha sido calculado en función de la estimación de las federaciones, fundaciones y asociaciones LGTBI con participación en el Consejo, el número de sesiones previstas y las personas con derecho a estas indemnizaciones.

Los 3.942 euros se obtienen estimando el coste de dieta media diaria de 64 euros, establecida en el Decreto 54/1989, y con un número de personas con derecho a indemnización en 2019 de 62. El número estimado de personas en 2020 aumentaría a 90 en 2020 y al centenar en los años 2021 y 2022, extendiendo los costes presupuestarios de tales sesiones plenarias a 5.786 euros en 2020 y 6.400 euros en 2021 y 2022.

El decreto de creación del Consejo Andaluz LGTBI, órgano que cuidará por la igualdad de trato y la no discriminación de las personas LGTBI y sus familiares, prevé reservar 15 vocalías a la representación del movimiento asociativo del colectivo en sus Plenos.

Además, establece la competencia de este órgano para la elaboración de un informe anual sobre la situación del colectivo LGTBI que supondrá una evaluación de las políticas públicas, así como que se reúna ordinariamente dos veces al año.

Representación y vocalías

El próximo decreto contempla la presencia de los sindicatos de representación regional con dos vocales, un vocal de los empresarios y otro vocal a las universidades, mientras que el Gobierno andaluz tendrá 17 representantes, cuatro de los cuales son de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación: la consejera, la viceconsejera y dos directoras generales.

Entre las principales funciones del Consejo Andaluz LGTBI destacan la elaboración de un informe anual de situación y evaluación de políticas públicas, así como el de un pronunciamiento preceptivo sobre los proyectos normativos y los planes de actuación que sean sometidos a su consideración por la Administración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios