Andalucía

La listeriosis adelanta el curso político

  • El presidente Juanma Moreno da su primera rueda de prensa en el Virgen del Rocío y el consejero de Salud adelanta su comparecencia en el Parlamento al viernes

Juanma Moreno, en una rueda de prensa este miércoles en el Virgen del Rocío. Juanma Moreno, en una rueda de prensa este miércoles en el Virgen del Rocío.

Juanma Moreno, en una rueda de prensa este miércoles en el Virgen del Rocío. / C.D.

El Gobierno andaluz de coalición se reúne mañana por primera vez, después de las vacaciones de un agosto sacudido, también políticamente, por el brote de listeriosis que ha causado tres muertes y el ingreso hospitalario de casi dos centenares de personas. Pero este miércoles, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha dado la primera rueda de prensa en el hospital Virgen del Rocío, donde están ingresados la mayoría de los afectados por la infección. Adelante Andalucía y el PSOE, los dos únicos partidos de la oposición en el Parlamento, han acusado a la Junta de falta de diligencia en la detección y comunicación del brote, la primera crisis seria a la que Moreno ha tenido que hacer frente desde su investidura. El presidente ha admitido que se hayan cometidos algunos errores, pero en un intento de darle la vuelta al episodio, ha llegado a defender que Andalucía "está a la vanguardia" y es "pionera mundial" en manejo de la listeriosis.

Moreno ha informado que su consejero de Salud, Jesús Aguirre, comparecerá en la Cámara este mismo viernes, con lo que adelanta en una semana el final del curso en el Parlamento. Vox ha terminado por forzar esta comparecencia.

Marcaje de Facua

El de 2019 no ha sido un verano al uso. El día 15 de agosto, día de absoluta tranquilidad en el estío español, la organización de consumidores Facua informó que los casos de listeriosis que se estaban detectando en las provincias de Sevilla y de Huelva correspondían a una partida de carne mechada contaminada. Fue esta asociación, convertida ahora en ariete contra la Consejería de Salud, la primera en informar del caso, minutos después Salud la confirmó, aunque se explicó que no se declararía la alerta alimentaria. Pocas horas después, la hubo y se comunicó al Ministerio de Sanidad.

Lo sustancial de esta crisis sanitaria es que los afectados andaluces, de los que se desconoce el número porque sólo se ha informado de los hospitalizados, han sido tratados de modo eficaz por el sistema sanitario y que Salud pudo señalar el foco ese 14 de agosto, diez días después de que una primera familia se intoxicase en Pilas. Eso es lo sustancial, pero la Consejería cometió otros errores, como restar importancia al brote en un principio, no haber retirado todos los productos de Magrudis en los primeros días y tardar en saber que otra comercializadora estaba vendiendo carne de la misma empresa. No como "marca blanca", tal como se explicó, sino sin marca. Este miércoles, Moreno ha acusado a la líder del PSOE, Susana Díaz, de confundir a la opinión pública por "hablar de una marcha blanca, cuando en realidad no era marca blanca", pero lo cierto es que el término fue empleado por el portavoz del gabinete creado por la Consejería de Salud.

Facua le hizo un marcaje a la Consejería desde el principio, se fue adelantando a muchos de sus pasos y, posteriormente, el PSOE y Adelante Andalucía siguieron la senda de esta polémica política. Un caso más de politización de una asunto muy técnico, aunque fue el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, y la presidenta del PP sevillano, Virginia Pérez, quienes echaron la gasolina al fuego, al intentar culpar al Ayuntamiento de Sevilla, dirigido por el socialista Juan Espadas, de equivocarse en el etiquetado de las muestras. Craso error, pero por parte del PP.

'Open Arms' y Galicia 

Ningún partido está libre de este tipo de pecados. Huelen, o creen oler, las crisis de los gobiernos. El propio presidente, Juanma Moreno, grabó un video para criticar al Gobierno de Sánchez por no informarle de que el 'Open Arms' desembarcaría en Algeciras, un puerto andaluz. Finalmente, no fue así, el barco atracó en Lampedusa, aunque 15 inmigrantes llegarán a España por un puerto en el término de San Roque.

La polémica de la listeria, típica, de libro, arranca de una base real, y luego se adorna con elementos demagógicos, como el de señalar al presidente como despreocupado por pasar unos días en Galicia, mientras Andalucía vivía un brote de listeriosis. Bueno, es una primera prueba para el Gobierno, es la listeria, pero podía haber sido un gran incendio forestal. Lo que sí es llamativo es el desahogo del consejero Aguirre, ya conocido por declaraciones de mal gusto como aquellas en las que se refirió a la operación del aborto como "el chupetón" o como cuando alardeó de que el equipo de la Consejería eran todos amigos. Aguirre ha sido el único que ha elogiado a Magrudis; al menos, al inicio.

Susana Díaz se incorporó el martes de sus vacaciones, y lo hizo en una rueda de prensa donde sólo admitió preguntas sobre la listeriosis. La ex presidenta ha estado este jueves en tres televisiones para explicar sus críticas. 

Presupuesto de 2020

Pero el Gobierno andaluz tiene otra tarea primoridial al inicio de este curso: la aprobación de los Presupuestos de 2020. El consejero de Hacienda, Juan Bravo, llevará el anteproyecto al Consejo de Gobierno para que sea aprobado en octubre y esté listo en la Cámara antes de finalizar este año. PP y Ciudadanos alcanzaron un acuerdo con Vox para estas cuentas, que serán las primeras en las que se note el sello del nuevo Gobierno. El de 2019 ha tenido una vida muy corta.

Juan Bravo tendrá varios problemas de previsión que, posiblemente, no podrá resolver, a causa de que España tiene un Gobierno que está en funciones. El aumento de las entregas a cuentas se seguirá sin actualizar y tampoco se sabrá si habrá un décimotercer mes de IVA que llega desde Madrid. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha explicado que, si hubiese investidura, aprobaría un decreto ley para saldar esas deudas con las comunidades.

Pero al día de hoy lo probable es que no hay investidura y España acuda, de nuevo, a las elecciones el próximo 10 de noviembre. Los socios del Gobierno andaluz, PP y Ciudadanos, volverían a presentarse en competencia, ya que los naranjas rechazan la fórmula de Suma propuesta por el líder popular, Pablo Casado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios