Granada

Un juzgado investiga a 'El Canuto' por presunto abuso sexual a una de sus hijas

  • La Junta se ha hecho cargo de 13 de sus 34 hijos

  • Asuntos Sociales tiene en cuenta la causa abierta en Guadix y un documento de posible maltrado a una hija fallecida con 18 meses

Juan Manuel "El Canuto " (d), posa en su casa rodeado por familiares. Juan Manuel "El Canuto " (d), posa en su  casa rodeado por  familiares.

Juan Manuel "El Canuto " (d), posa en su casa rodeado por familiares. / EFE

Comentarios 3

Entre los motivos que la Junta de Andalucía tiene para haberse hecho cargo de 13 de los 34 hijos vivos de Juan Manuel H. H., El Canuto, -como es conocido en el municipio de Marchal- hay un hecho de especial relevancia, que es la investigación abierta contra él en un Juzgado de Guadix, desde el año pasado, por presuntos delitos contra una de sus hijas menores.

La joven, que habría reconocido los presuntos abusos sexuales ante la Guardia Civil, se encuentra ahora, con 15 años, en un centro de protección de menores de la Junta, pendiente del proceso judicial abierto contra su padre en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Guadix. Fuentes judiciales informaron a Granada Hoy de que esta causa de 2017 se mantiene abierta, está pendiente de realizar diligencias, tomar declaraciones y determinar los delitos concretos que se le imputan al investigado. La Junta, por su parte, que tiene a la menor en uno de sus centros, tiene constancia de los posibles abusos de índole sexual que se investigan y que fueron denunciados. Es más, incluso apunta en un informe a que esas agresiones se pueden haber dado también hacia otras hermanas, hijas del investigado.

El Juzgado matiza que no es esta causa judicial abierta la que ha propiciado la retirada de los otros menores que vivían a cargo de El Canuto, aunque la investigación judicial sí consta a la Junta de Andalucía, que la refleja en sus informes.

Esta Administración tiene constancia de otros supuestos hechos o situaciones que afectaban a los numerosos hijos de este vecino de Marchal de 61 años. Hay un documento del Servicio de Protección de Menores en el que se detectó un posible "maltrado infantil" de tipo "grave" hacia una hija que falleció en 2010, cuando tenía sólo 18 meses.

Hasta la operación de retirada de los 13 menores (11 se marcharon en el operativo del pasado martes y 2 fueron entregados por el padre a requerimiento de la Junta), convivían en el mismo núcleo familiar 28 personas. El Canuto, tres mujeres que son las madres de los niños y 24 hijos, de los cuales 17 son menores. No obstante, este vecino de Marchal tiene otros descendientes mayores que tienen sus propias familias. En total ha tenido 36 hijos, de los cuales dos están fallecidos.

Asuntos Sociales ha optado por la retirada de los 13 menores que tienen edades comprendidas entre los 3 y los 15 años. Según fuentes de la Administración, se ha abierto un proceso por el que los progenitores naturales podrían perder la patria potestad y pasar a depender de la Junta de Andalucía de forma definitiva. Entretanto, los menores estarían en centros de protección y con familias de acogida.

Los informes que avalaron la medida adoptada por la Junta ponen de relieve que el funcionamiento de esta familia es mediante una férrea "jerarquía" en la que Juan Manuel es la cabeza visible, con "normas y pautas de comportamiento" claras que acataban las mujeres, los menores y hasta los hijos adultos. Los técnicos que han investigado el caso hablan de "sometimiento" y "dependencia conductual y emocional" de todos los miembros de la familia a El Canuto.

Hace unos años, Juan Manuel se hizo conocido por su extensa paternidad. Este vecino de Marchal, en la comarca de Guadix, fue el protagonista de un reportaje de televisión por tener más de "30 hijos y 4 mujeres". Ahora su paternidad lo ha devuelto a los medios de comunicación pero por el supuesto "desamparo" y la "inadecuada" atención de los menores.

Según ha podido saber este periódico, Juan Manuel se movilizó ayer para pedir referencias en centros educativos de la comarca donde han estado sus hijos, un intento para demostrar que estaban bien cuidados. El miércoles pasado habló con los medios de comunicación y se defendió de las acusaciones al calificar la retirada de sus hijos como un "secuestro". Aseguró que se gana la vida "honradamente". Dijo esto en declaraciones a la agencia Efe, donde insistió en que si sus hijos estuvieran en desamparo "no estarían escolarizados", como lo estaban en dos colegios de Marchal y de Guadix.

Tras criticar las "calumnias" vertidas sobre la situación de los menores retirados por la Junta, este padre aseguró que viven "bien, con lo suficiente para comer y trabajando honradamente". Sin embargo, en los reportajes televisivos se había jactado de no trabajar nunca y de tener a sus mujeres e hijos "firmes". Juan Manuel lamentó el miércoles que no le hubieran comunicado nada previamente sobre la intención de retirarle a los 13 hijos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios