Andalucía

Los jóvenes andaluces son los cuartos que menos emigran a otros países

  • Los menores de 39 años que se marchan son 111 por cada 100.000, frente a los 274 de Madrid o los 192 del País Vasco

Los jóvenes andaluces son los cuartos de España que menos han emigrado durante la crisis económica, tras los de Extremadura, Castilla-La Mancha, y Murcia, ya sea forzados por la falta de oportunidades laborales o para completar su formación en el extranjero.

La tasa de emigración al extranjero de la población de entre 20 a 39 años se ha situado en Andalucía en 111 personas por cada 100.000 residentes, la cuarta más baja de España.

La tasa de hombres jóvenes andaluces varones que emigraron se situó en 115, siete puntos más que la femenina, que fue de 108 por cada 100.000 residentes, según el último número del informe Panorama social, que publica la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas).

Este estudio apunta que los jóvenes de Madrid y el País Vasco emigraron el triple que los de Extremadura o Castilla-La Mancha durante la crisis.

Madrid tuvo entre 2009 y 2014 una tasa de emigración de jóvenes nacidos en España de 274 por cada 100.000 residentes y el País Vasco, de 192. En el otro extremo, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia muestran una tasa que no sobrepasa el centenar, con 78, 92 y 95, respectivamente, por cada 100.000 residentes.

Contando toda la población, y no sólo los jóvenes nacidos en España, la tasa de emigración en Madrid se eleva a 1.416 habitantes por cada 100.000 residentes, mientras que la de Cataluña es de 1.272 y, la Comunidad Valenciana, de 1.094, todas ellas cinco veces superiores, por ejemplo, a Extremadura, que se reduce a 216, o Galicia, 359.

Volviendo al grupo de edades comprendidas entre los 20 y los 39 años, Funcas dice que entre los extranjeros emigran más los hombres que las mujeres. Sin embargo, si nos centramos sólo en la emigración de españoles -excluyendo a los foráneos que vuelven a sus países de origen-, las mujeres destacan sobre los hombres, por lo menos durante la juventud. Esa primacía se relaciona, según Funcas, con los niveles de estudios universitarios de las generaciones femeninas más jóvenes, por encima de sus coetáneos masculinos. Las tasas femeninas de emigración de jóvenes son superiores a las masculinas en Cataluña y el País Vasco y más bajas en Madrid o Andalucía.

En lo referente a la población total, Cataluña y Madrid son las comunidades que tuvieron una mayor intensidad migratoria durante la crisis, aunque en el primer caso se debe sobre todo a la salida de extranjeros que residían en la autonomía y, en el segundo, fueron más los nacidos en España quienes abandonaron el país. También es Madrid la comunidad autónoma que, junto con la costa mediterránea y las islas, concentra las mayores tasas de emigración durante el período posterior al inicio de la crisis en 2008. Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana destacan como las regiones con más emigrantes, tanto hombres como mujeres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios