Andalucía

El 'funcionario fantasma' de Cádiz devuelve las nóminas

La buena vida que durante varios años llevó el empleado del Ayuntamiento de Cádiz que no acudía a su puesto de trabajo le ha pasado factura al final de su vida laboral. El bautizado como funcionariofantasma ha tenido que devolver al Ayuntamiento casi 27.000 euros en concepto de las nóminas que percibió cuando no acudía a trabajar.

Su historia se remonta a 1998, cuando el Ayuntamiento y la empresa municipal Aguas de Cádiz firmaron un convenio por el que un trabajador municipal pasaría a prestar servicios a la compañía. En principio, dicho convenio se suscribió por un perIodo de dos años, aunque se alargó posteriormente.

Según contaba el entonces responsable de Personal en el Ayuntamiento, José Blas Fernández, este empleado municipal -que en 2005 pasaría a ser funcionario de carrera- se habilitó en la sede de Aguas de Cádiz su propio despacho que apenas ocupó. El informe que el servicio de Personal redactó cuando en 2010 se percataron del paradero desconocido del trabajador detalla que desde el convenio firmado en 1998 hasta ese año el funcionario "no había prestado servicios efectivos en el Ayuntamiento", ampliando el informe que "al menos desde 2004 el funcionario dejó de asistir al trabajo en Aguas de Cádiz".

El funcionario ya fue expedientado por el Ayuntamiento en 2010 y fue suspendido de empleo y sueldo, aunque la sanción se paralizó en abril de 2011 al acogerse a una jubilación adelantada. En ese periodo ya dejó de recibir un total de 1.294,37 euros.

A ellos se han sumado ahora otros 26.920,93 euros, correspondientes a las nóminas que recibió este funcionario fantasma pese a no acudir a su trabajo entre el 28 de marzo de 2007 y el 28 de marzo de 2010, que son las fechas a las que el Ayuntamiento pudo circunscribir esta extraña situación a pesar de las sospechas de que la ausencia al puesto de trabajo se remontaba al año 2004.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios