Málaga

Una tromba de agua inunda casas, locales y calles de Ronda

  • Las sillas de algunas terrazas fueron arrastradas por el agua 500 metros

  • La lluvia tan solo duró unos 30 minutos

Nada hacía presagiar ayer por la mañana que Ronda se inundaría de forma repentina tras caer un tromba de agua sobre las 15:00. El calor sofocante anunciaba la posible tormenta, que llegó con un gran intensidad y dejó más de 40 litros por metro cuadrado en algo más de 30 minutos. Al poco tiempo el sistema de alcantarillado se vio incapaz de recoger tal cantidad de agua y las calles se convirtieron en auténticos ríos. La Carrera Espinel, principal calle comercial de la ciudad, parecía un parque acuático de grandes dimensiones por unos minutos. El agua tomó tal fuerza que fue capaz de arrastrar parte del mobiliario de una de las terrazas situadas en esta calle peatonal. Unas sillas que aparecieron en el barrio de Padre Jesús tras quedar frenadas, a unos 500 metros del lugar en el que se encontraban colocadas.

Una plaza anegada por las lluvias en Ronda. Una plaza anegada por las lluvias en Ronda.

Una plaza anegada por las lluvias en Ronda. / Javier Flores

En muchos comercios entró el agua y algunos se vieron obligados a cerrar sus puertas a los clientes para poder achicar el agua que había en su interior. "Hoy ya no abrimos, está todo mojado", explicaban desde uno de los bares que resultó más afectado por la entrada de agua en sus instalaciones. Los locales de la zona comercial se llenaron de cubos, fregonas y escobas que buscaban recomponer sus instalaciones en el menor tiempo posible.

Mientras tanto, uno de los espacios que resultó más afectado fue el colegio público Virgen de la Paz, cuya primera planta y el patio quedaron cubiertos por el agua. Los profesores y la limpiadora tuvieron que emplearse a fondo para sacar la gran cantidad de agua que se había acumulado en el interior de las aulas y también del gimnasio, mientras el patio quedó totalmente cubierto. También en el aparcamiento Martínez Astein se registró una acumulación de agua muy importante, lo que obligó a cortar el paso subterráneo de la avenida Martínez Astein.

Los operadores de las instalaciones tuvieron que recurrir incluso a la utilización de una máquina para tratar de evacuar el agua acumulada en esta zona y que también obligó a cerrar una de sus entradas. Mientras tanto, el agua también entró en numerosas viviendas en las que sus propietarios tuvieron que achicar agua con aquello que encontraron más a mano. En algunas zonas se vieron afectados vehículos por la entrada de agua al producirse importantes acumulaciones en la calle. "Me entró agua en el coche y también en casa de mi madre", explicaba a este periódico uno de los afectados en el barrio de Padre Jesús. Las intensas precipitaciones también dejaron imágenes que se produjeron en el pasado como la inundación de los alrededores de la plaza de toros de Ronda, una de las más fotografiadas.

Las lluvias provocaron algunos problemas para la circulación viaria en uno de los pasos bajo la carretera de circunvalación, aunque la situación se fue normalizando con el paso de tiempo y tras retirarse las lluvias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios