Andalucía

El fuego calcinó en Andalucía 15.254 hectáreas en el peor año de la década

  • Según los datos del Plan Infoca, la superficie quemada en 2017 quintuplica a la de 2016

Efectivos del Infoca realizan labores de refresco tras el incendio forestal declarado en Moguer (Huelva) el pasado mes de junio. Efectivos del Infoca realizan labores de refresco tras el incendio forestal declarado en Moguer (Huelva) el pasado mes de junio.

Efectivos del Infoca realizan labores de refresco tras el incendio forestal declarado en Moguer (Huelva) el pasado mes de junio. / julián pérez / efe

Las 15.254 hectáreas de arbolado y matorral que han ardido en Andalucía este año quintuplican casi las 3.445 calcinadas en 2016 y confirman 2017 como el peor año de la última década en materia de incendios forestales, según los datos provisionales del Plan Infoca analizados por la agencia Efe.

Hasta el 15 de octubre -último dato facilitado por el Infoca- ardieron en Andalucía 15.254 hectáreas forestales, superficie que supera ampliamente las 12.681 hectáreas quemadas durante todo 2015, y las 12.377 de 2009, catalogados hasta ahora como los peores años de la década en cuanto a incendios forestales de Andalucía.

La superficie calcinada en lo que va de 2017 triplica casi la superficie media quemada en los últimos diez años, cifrada en 5.895 hectáreas, según las estadísticas del Plan Infoca analizadas por Efe. Las 882 actuaciones forestales contabilizadas hasta la pasada semana también superan ampliamente las 740 del año pasado y la media de la última década, cifrada en 812,3.

De las más de 880 actuaciones desarrolladas este año por el Infoca, 188 fueron incendios forestales, al quemar más de una hectárea, una cifra que supera también los 143 incendios de todo 2016 y la media anual de la última década, que es de 162,7 siniestros.

Además de la cantidad y la extensión de los incendios forestales sufridos este año en Andalucía, 2017 también destacó por la calidad de la superficie forestal calcinada, pues la mayor parte del arbolado y pastizal quemados pertenecían a valiosos espacios protegidos.

Destaca el incendio de Moguer (Huelva), iniciado a finales de junio y considerado como el más grave de los registrados este año, pues calcinó unas 10.000 hectáreas de las que casi 7.000 pertenecían al Espacio Natural de Doñana y una veintena al Paraje Natural Laguna de Palos y Las Madres. La superficie calcinada albergaba una de las últimas poblaciones de lince ibérico de Doñana, así como hábitats de valiosas plantas endémicas, entre ellas, la Linaria tursica, la mitad de cuyos ejemplares de todo el mundo se concentraba en esta zona.

Un informe de SEO BirdLife censó en 70 las especies de aves afectadas por este fuego, así como 38 de mamíferos y otras 40 de plantas amenazadas o de interés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios