Andalucía

La concejal de Sierra de Yeguas ratifica ante el juez que el alcalde la violó

  • El primer edil, Rafael Sánchez Lavado (PP), reitera su inocencia e insiste en atribuir la denuncia a un montaje político

La primera teniente de alcalde de Sierra de Yeguas (Málaga), Josefa Torres (PP), ratificó ayer la denuncia por violación contra el alcalde del municipio, Rafael Sánchez Lavado -también del PP-, ante el titular del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 2 de Antequera, Juan José Navas. Torres mantuvo ante el juez los delitos que le imputó en la denuncia del 24 de julio en la que le acusaba, además de violación consumada, de los delitos de amenazas, vejaciones, acoso laboral, acoso sexual, intento de violación y coacciones.

Torres, vestida de negro y con el gesto adusto, debió cruzarse en los pasillos del edificio judicial de Antequera con Sánchez Lavado, que llegó apenas unos minutos antes del mediodía en un Mercedes granate conducido por su hija. El interrogatorio se prolongó unos 90 minutos y salió tal y como había entrado: oculto bajo unas gafas de sol, con cierta atribulación y acompañado de su hija.

El alcalde rechazó hacer declaraciones tanto a la entrada como a la salida. Tampoco su abogado, Miguel González, fue muy explícito. Reconoció que el juez no había adoptado ninguna medida cautelar contra su cliente en este proceso y precisó que tampoco la había reclamado la denunciante. El letrado únicamente indicó que Sánchez Lavado había mantenido ante el juez la versión de los hechos que expuso el 28 de julio. A saber, que todo era un montaje político, con faldas de por medio, aliñado por una campaña mediática. Aquel día, el acusado reveló que había mantenido una relación sentimental con la denunciante y que ésta le había reclamado que abandonara a su mujer. Además, mantuvo que su partido era un actor activo en la confabulación en la que supuestamente se ha visto involucrado.

Las cintas de audio en las que Josefa Torres grabó conversaciones que presuntamente sustentan los delitos de acoso sexual aún están pendiente de que las admita el juez instructor. El letrado Miguel González explicó ayer que "aún" no ha llegado el momento procesal oportuno para pedir ni aportar pruebas, puesto que las diligencias judiciales de ayer se limitaron a tomar declaración a denunciante y denunciado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios