El mercado inmobiliario en Andalucía

Alquilar una vivienda es "tirar el dinero": la compra también convence a los jóvenes

  • Los jóvenes reactivan el mercado inmobiliario pero siguen aferrados al intento de compra

  • Casi la mitad de los menores de 35 años ha realizado alguna operación en el sector 

Beatriz Toribio presenta la radiografía sobre la vivienda en Andalucía. Beatriz Toribio presenta la radiografía sobre la vivienda en Andalucía.

Beatriz Toribio presenta la radiografía sobre la vivienda en Andalucía. / José Ángel García

La dura crisis vivida a principios de esta década poco ha hecho cambiar la mentalidad de los andaluces sobre el mercado inmobiliario. Actualmente en la mayoría de la población sigue vigente la idea de que alquilar una vivienda es "tirar el dinero". Una opción mal valorada frente a la compra, que continúa siendo la alternativa preferida a la hora de buscar un hogar.

Se trata de una de las principales conclusiones de la Radiografía del mercado de la vivienda en Andalucía que ha elaborado el portal inmobiliario de segunda mano Fotocasa. Este informe destaca el aumento de la demanda de inmuebles residenciales que se ha registrado el último año en la comunidad autónoma, subida protagonizada, especialmente, por los jóvenes con menos de 35 años, los cuales en numerosas ocasiones ven frustradas sus expectativas de compra ante el encarecimiento de unos precios que no se corresponden con la realidad salarial de las nuevas generaciones

¿Se podría hablar, entonces, de que nos encontramos ante una nueva burbuja inmobiliaria? Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa niega tal extremo. Los precios, especialmente los de venta, se encuentran aún lejos de llegar a los valores de los años previos a la crisis, cuando se tocó techo en el sector. Sirva de ejemplo lo que ocurre en Sevilla capital, donde el valor del metro cuadrado se sitúa un 30% por debajo de 2007. Sin embargo, las condiciones laborales aún no se han recuperado lo suficiente para que las viviendas resulten más asequibles, especialmente para la población más joven, de ahí que parezca un bien inaccesible para ellos. 

El estudio de Fotocasa demuestra el interés creciente de los jóvenes andaluces por hacerse con una vivienda. Y desde temprana edad. En el conjunto de la región la demanda de estos inmuebles -ya sea para su compra o arrendamiento- ha aumentado un 20% el último año. Ahora bien, esta subida debe contrastarse con la de quienes finalmente cierran dichas operaciones. De hecho, crece más el porcentaje de los que están intentando adquirir o alquilar que el de los que lo logran.

Vivienda de segunda mano en alquiler. Vivienda de segunda mano en alquiler.

Vivienda de segunda mano en alquiler. / Belén Vargas

Por segmentos de edad, los menores de 35 años son los más activos en la búsqueda de vivienda. En el último año dicho interés ha pasado del 16% al 20%, hasta el punto de que casi la mitad de la población con esta edad ha gestionado algún tipo de operación inmobiliaria. Las dificultades para adquirir una de estas propiedades ha obligado a muchos de ellos a decantarse por el alquiler

Esta realidad, sin embargo, no cambia el pensamiento bastante consolidado entre los andaluces de que la compra es siempre mejor opción que el alquiler. El 57% de los encuestados por Fotocasa considera que adquirir un inmueble es "una buena inversión". De hecho, cinco de cada diez andaluces opina que un piso es "la mejor herencia que puede dejar a sus hijos". 

Las consecuencias de la crisis no han hecho prevalecer las preferencias por el alquiler frente a la compra

Por tanto, la crisis, que en un principio disparó el alquiler frente a la compra y que hizo prever un cambio de mentalidad, no parece modificar esta tendencia. Pasados los años más severos, aún sigue consolidada la idea negativa de que "alquilar es tirar el dinero". Así lo piensa casi la mitad de los entrevistados por el portal inmobiliario. El 41% afirma esta idea, mientras el 35% se muestra neutro al respecto y sólo un 23% opina lo contrario. 

El deseo insatisfecho de comprar una vivienda provoca que cada vez sea mayor la sensación de que el sector inmobiliario sufre una nueva burbuja, como la ocurrida la década pasada. El 44% de los entrevistados así lo cree, un porcentaje que ha crecido más de 20 puntos en dos años, lo que demuestra esa frustración por cerrar este tipo de operaciones, ya que los precios se mantienen aún muy por debajo de los niveles alcanzados hace diez años.

                                                                                                                                                            

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios