Andalucía

Las agresiones a personal sanitario siguieron subiendo en 2019

  • El SAS pondrá a disposición de los agredidos a un profesional acompañante

Concentración de sanitarios en Granada contra las agresiones. Concentración de sanitarios en Granada contra las agresiones.

Concentración de sanitarios en Granada contra las agresiones. / Alex Cámara.

Las agresiones a los profesionales sanitarios andaluces siguieron aumentando, aunque de modo leve, durante el año 2019. Se produjeron 1.507 agresiones, de las cuales 289 llegaron a ser ataques físicos. En 2018 la cifra fue de 1.235, de las que 267 fueron las graves. El SAS y la Mesa Sectorial de la Sanidad han acordado este martes un nuevo plan de prevención, que incluye dos importantes novedades: los sanitarios afectados contarán, desde el primer momento, con un acompañamiento especial y en cada centro y hospital habrá un profesional preparado para evitar las agresiones y para actuar si se producen.

La Policía Nacional también ha hecho este martes su balance, referente a toda España. Andalucía es la comunidad donde han tramitado más denuncias, 125, aunque las agresiones han disminuido en la provincia de Cádiz, donde la situación era más grave, debido a un refuerzo policial. Estos datos han sido ofrecidos por  el comisario general de Seguridad Ciudadana, Juan Carlos Castro, y interlocutor policial nacional sanitario, Javier Galván.

En los centros sanitarios de Andalucía hay 3.731 cámaras de seguridad, 5.410 timbres en consulta, 1.049 consultas comunicadas con interfonos, 14.235 teléfonos en consultas, 3.711 salidas alternativas y 14.464 terminales en puestos de trabajo en consultas que cuentan con el software antipánico instalado.

El nuevo plan del SAS habilitará también canales ágiles y rápidos para que la persona que sufre una agresión, ya sea verbal o física, no esté solo momentos después de ser agredido. Además, se facilitará atención psicológica durante el tiempo que sea necesario y se realizarán acciones de comunicación dirigidas a concienciar a los pacientes y usuarios con campañas informativas explicando cómo funciona el sistema sanitario andaluz y qué puede o no puede hacer un profesional.

Según la Consejería de Salud, el desconocimiento sobre la organización sanitaria lleva, en muchas ocasiones, a exigir cosas que sobrepasan el ámbito de actuación del profesional. Además, es fundamental que los ciudadanos tomen conciencia de que un problema nunca se resuelve con una agresión. El SAS difundirá en los centros el cartel contra las agresiones, seleccionado entre los diseños realizados por los propios profesionales del SAS y que tiene como lema No+agresiones al personal de sanidad.

La formación a los profesionales cobrará especial importancia y tendrá una doble vertiente: aprender a controlar situaciones conflictivas y qué hacer cuando se produce una agresión. En 2019, más de 4.550 profesionales se han formado en el curso de control de situaciones conflictivas y se han realizado hasta 26 iniciativas formativas. El plan, que será aprobado por Consejo de Gobierno previo a su publicación en BOJA, integra las aportaciones del grupo de trabajo creado por la Consejería de Salud y Familias y en el que han participado los agentes sociales, asociaciones de pacientes, letrados de la administración sanitaria y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios