🍨🍨 La Ibense de Sanlúcar no cierra

Andalucía

Vox se ofrece a Juanma Moreno como ejemplo de un futuro acuerdo entre Feijóo y Abascal

Juanma Moreno esta mañana en el Parlamento de Andalucía.

Juanma Moreno esta mañana en el Parlamento de Andalucía. / O. L.

Aunque a Juanma Moreno no le hagan falta más apoyos para aprobar los Presupuestos de la Junta de 2023, le sobra con sus 58 escaños, Vox está interesado en sumar sus votos a las cuentas autonómicas. ¿Por qué? Tanto en la sesión de control de este jueves en el Parlamento, como el miércoles anterior, cuando se rechazaron las enmiendas a la totalidad, el portavoz de Vox, Manuel Gavira, se ha referido a ello: Andalucía es el ejemplo de lo que puede suceder a nivel nacional en las elecciones generales de 2023, un hipotético pacto entere el candidato popular, Alberto Núñez Feijóo, y el de Vox, Santiago Abascal.

"Demostramos hace cuatro años que, juntos, se podía sacar a los socialistas corruptos, ¿se acuerda?, pues ahora toca hacerle la alternativa a Pedro Sánchez", ha clamado Manuel Gavira, portavoz de Vox. "Nos mira toda España para que seamos la alternativa", añadió. El acercamiento de este partido al PP es indudable, una suerte de Luna de miel a la que no obliga la aritmética parlamentaria, pero que puede servir para el congreso. Vox no presentó enmienda a la totalidad de los Presupuestos de la Junta de 2023, y la actitud de Gavira es la de presentar enmiendas en la tramitación, de modo que pueden votar a favor al final del proceso.

Juanma Moreno excusa a los consejeros que veían el España Costa Rica: "La selección levanta pasiones"

La mayoría de los sondeos indican que el PP sería el partido que ganaría las elecciones generales, pero necesitaría a Vox para gobernar. Buena parte de las encuestas también confirman que ambos partidos sumarían 176 escaños, la mayoría absoluta. Aunque Vox no gobierne ahora con Juanma Moreno, sí le apoyó en su investidura en 2019 y le aprobó tres de los cuatro Presupuesto de la legislatura.

El presidente de la Junta ha recogido el guante -"estaremos encantados de recibir propuestas de su grupo", ha señalado-, pero ha marcado algunas líneas rojas. Por ejemplo, en material medio ambiental, ésas que Vox llama globalistas.

"Mi conciencia ambiental -ha dicho el presidente-, la que usted considera globalista, es mayoritaria entre las sociedad andaluza. Yo he visto paisajes que ya no existen en Andalucía, y no quiero que eso le pase a mis hijos".

La sesión de control de este jueves ha transcurrido de un modo muy distinto al pleno del pasado miércoles en el Congreso de los Diputados. Allí, una diputada de Vox, Carla Toscano, le dijo a la ministra de Igualdad, Irene Montero, que "su único mérito es haber estudiado en profundidad a Pablo Iglesias". Montero lo ha considerado un ataque de violencia política, que ha merecido muestras de solidaridad de líderes de otros partidos, incluido en presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Juanma Moreno ha asegurado que "no me gusta nada lo que estoy viendo en el Congreso, la radicalidad lleva a la división, es un auténtico disparate". Durante el pleno, el presidente andaluz ha lamentado que el "clima en el Congreso sea irrespirable". Varios portavoces, como la de Por Andalucía, Inmaculada Nieto, se han sumado a estos reproches, pero se ha dirigido a Vox, partido al que pertenece la diputada.

Al lado del Congreso, el Parlamento andaluz es un oasis de sosiego, tanto que la sesión de control de este jueves ha sido de las que llaman al sueño. El día anterior, durante el debate de la enmienda a la totalidad de los Presupuestos, un parlamentario socialista fotografió a dos consejeros, los de Justicia e Industria, viendo el partido de España y Costa Rica. Preguntado por ello, Moreno los ha excusado: "No lo voy a justificar, el Parlamento requiere exclusividad, pero la selección española levanta pasiones".

El único momento de de cierta crispación se ha producido durante la intervención del portavoz del PP, Toni Martín, que se ha referido al inminente encarcelamiento del ex presidente de la Junta José Antonio Griñán y siete ex dirigentes más por el caso de los ERE. 

Toni Martín ha sostenido que el delito de malversación va a ser reformado junto al de sedición, para que "de camino a otros les salga gratis total haber repartido a su antojo 680 millones de euros de dinero público de los parados andaluces a colegas, amigos y familiares. En su pregunta al presidente de la Junta, ha ironizado acerca de que los actuales dirigentes socialistas "les definan como perfectos servidores públicos que no se llevaron un duro". "Eso se llama corrupción, señores del PSOE, aquí y en cualquier lugar del mundo", ha afirmado, para lamentar que "se permitan hablar de cacería política por parte de otro partido".

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios