Andalucía

El TSJA ratifica la condena a casi 20 años de prisión para 'El Rafi'

  • Un tribunal popular lo consideró culpable de asesinato al matar a su vecino de Bujalance José Reyes y su defensa pedía la nulidad del juicio o la absolución.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha desestimado el recurso interpuesto por la defensa de Rafael Hidalgo Castro, el Rafi, contra la sentencia de la Audiencia de Córdoba, que el TSJA ha ratificado, y le que condenó a 19 años y siete meses de prisión por matar de un disparo en la cabeza a José Reyes, vecino suyo en Bujalance (Córdoba).

Según ha explicado José Reyes, hijo de la víctima y que ha ejercido la acusación particular en el proceso seguido contra el Rafi, el TSJA "ha desestimado en su totalidad" el recurso planteado por el abogado del Rafi, que pidió la nulidad del juicio o la absolución de su cliente, o bien una sentencia que atendiera a la supuesta "ausencia de motivación" del veredicto, debido a que, a su juicio, el jurado tuvo en cuenta en sus conclusiones solo la declaración de los testigos y pasó por alto detalles como la adicción a las drogas que sufre el ya condenado.

Sin embargo, el TJSA no ha dado por válidos los argumentos de la defensa, expuestos por ésta en la vista del recurso del Rafi celebrada la pasada semana ante el alto tribunal andaluz, que sí ha tenido en cuenta, en cambio, los razonamientos de las acusaciones, ratificando, "en todos sus términos", según José Reyes, la resolución de la Audiencia Provincial de Córdoba.

Cabe recordar que el tribunal popular consideró culpable al Rafi de un delito de asesinato al matar "consciente y voluntariamente" a José Reyes. Según el veredicto, el acusado cometió el crimen de un modo en que la víctima "no pudo defenderse, pese a ser atacado de frente, ante lo repentino y sorpresivo del disparo y la imposibilidad de percatarse de la utilización del revólver, más que cuando estaba ya prácticamente encañonado y con el arma a la altura de su cabeza". De este modo, estima la alevosía, ya que el Rafi "se valió y aprovechó de estas circunstancias para asegurar así el resultado de muerte sin riesgo alguno para su persona".

El jurado consideró demostrado que sobre las 19:00 horas de la tarde del día 9 de noviembre de 2008, en la calle Santiago de Bujalance y en un lugar próximo al domicilio de José Reyes, se inició una discusión entre éste y el hermano del acusado, en la que la víctima trataba de quitar hierro a la disputa que horas antes habían mantenido algunos miembros de sus respectivas familias.

De este modo, percatado el acusado de la discusión que mantenía su hermano y la víctima, entró rápidamente en su domicilio, ubicado a escasos metros de donde se desarrollaba la disputa, para coger un revólver. Con el arma en su poder, "oculta bajo sus ropas a la altura de la cintura", se dirigió allí, empujó a su hermano para apartarlo, sacó "repentinamente" el arma de su cintura "y al tiempo que, con su otra mano agarraba el hombro izquierdo a José Reyes, le disparó de forma súbita, con ánimo de causarle la muerte, a escasa distancia en la cabeza sin que éste tuviese tiempo a reaccionar". La víctima falleció días después en el hospital a consecuencia de dicho disparo.

Tras dispararle, el Rafi se dio a la fuga y fue detenido días después por la Guardia Civil en una casa ruinosa en el Camino de San José de Escobar, en Andújar (Jaén) y, pese a que fue esposado, se aprovechó de un descuido del agente para emprender su huida "tras empujarle levemente y con el único propósito de evadirse". No obstante, finalmente pudo ser detenido posteriormente por la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios