Andalucía

Susana Díaz revalidará el liderazgo del PSOE andaluz sin primarias

  • La presidenta de la Junta presenta cerca de 25.000 avales frente a los algo más de 800 del precandidato Francisco Tirado.

Susana Díaz repetirá como secretaria general del PSOE-A al ser la única con los avales necesarios

No habrá primarias estivales en el PSOE andaluz. Tras cuatro años como líder de la mayor federación socialista del país, Susana Díaz volverá a ser elegida secretaria general en el congreso ordinario que se celebrará en Sevilla los días 29 y 30 de julio. La presidenta de la Junta repite el procedimiento de 2014 y llegará al cónclave regional sin pasar por un proceso de primarias y como única candidata, ya que su competidor, el militante jiennense Francisco Tirado se quedó lejos del número de avales que necesitaba para ser candidato.

Los representantes de la candidatura de Díaz presentaron este sábado en la sede de la sevillana calle San Vicente unas 25.000 firmas. El número supera con creces las 4.850 que necesitaba, que se corresponden con el 10% de afiliados del PSOE andaluz. En el proceso regional, Díaz ha visto reducidos muy sensiblemente los apoyos que logró antes de las primarias federales que acabó perdiendo ante Pedro Sánchez. Entonces, hace dos meses, logró 26.551 firmas, pero, en todo caso, ambas cifras suponen, más o menos, la mitad del censo de la federación socialista andaluza.

A Tirado le faltaron más de 4.000, puesto que sólo logró reunir 813 avales según él mismo explicó a través de Facebook. El contrincante de la presidenta de la Junta apoyó a Pedro Sánchez en las primarias y sus tesis se acercan a las del reelegido secretario general: más voz para las bases y menos para la dirección. Sin embargo, el camino se le puso muy cuesta arriba cuando los afines al líder del PSOE en la región no respaldaron su candidatura. Hubo incluso representantes de plataformas en favor de Sánchez que se desmarcaron de forma explícita.

La oposición de Tirado a la candidatura de Díaz no se acercó, ni de lejos, a la que enfrentó la presidenta de la Junta en el proceso del verano de 2014. Entonces tenía enfrente al alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez Salas -ahora en la Ejecutiva de Sánchez- y al ex consejero de Agricultura Luis Planas, apoyado entonces por el actual secretario de Política Institucional del PSOE, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Pese a tratarse de dos contrincantes de mayor peso, tampoco lograron alcanzar el número de avales para que en aquel verano hubiera necesidad de colocar urnas en las agrupaciones socialistas de la región.

Es un ejercicio de política ficción, pero la situación podría haber sido distinta si, finalmente, José Antonio Pérez Tapias se hubiera lanzado y agrupado a su alrededor a los críticos con Díaz y a los afines a Sánchez. Pese a que los pedristas se plantearon armar una candidatura alternativa para arrebatar a la presidenta de la Junta el mando en San Vicente, finalmente lo descartaron. En parte por el calendario del congreso -como admitió el mismo Tapias-, pero también porque su intención es plantear batalla en los congresos provinciales que se desarrollarán después del verano. Su intención es hacer valer allí el 30% de apoyos que Sánchez alcanzó en Andalucía en las primarias federales de mayo.

Díaz sonríe tras comparecer ante sus simpatizantes. Díaz sonríe tras comparecer ante sus simpatizantes.

Díaz sonríe tras comparecer ante sus simpatizantes. / EFE

El hecho de que Díaz sea la única candidata en las primarias, con una cifra de avales "muy potente", según explicaron fuentes socialistas a Efe, supone que no habrá campaña, que estaba estipulada del 6 al 15 de julio, ni una votación ese último día. Las asambleas locales y congresos provinciales se celebrarán los días 22 y 23 de julio para la elección de 458 delegados al 13º congreso del PSOE andaluz.

La propia Díaz explicó este sábado en una comparecencia en San Vicente que su objetivo es "abrir una nueva etapa" tras el cónclave de finales de mes para, de esta manera "consolidar un proyecto de éxito" que empezó "en noviembre de 2013". En el acto con militantes estuvo arropada por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y su mano derecha en el partido, el secretario de Organización, Juan Cornejo. También acudieron miembros de su círculo más cercano, como el co

nsejero de Turismo, Javier Fernández, y la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez. La mandataria socialista no dejó pasar la ocasión para criticar el "hachazo de 450 millones de euros" propinado por el Ministerio de Hacienda al fijar el objetivo de déficit de las comunidades autónomas en el 0,3% de su PIB para el año que viene. "Vamos a demostrar que se pueden hacer las cosas de otra mane. Recuperando derechos y ampliando derechos", espetó Díaz para después recalcar que su misión tras la derrota en las primarias es "arrimar el hombro para contribuir con el PSOE de España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios