Andalucía

Susana Díaz propone construir un PSOE de mayorías lejos de Podemos y del PP

  • La presidenta obvia las acusaciones de Pedro Sánchez ante la certeza de que él mismo se ha desautorizado. El PSOE andaluz quiere fechar el congreso federal cerca del verano.

El PSOE ya está en la oposición, Mariano Rajoy contará con un Gobierno esta misma tarde y, por tanto,  comenzará el tiempo en que los socialistas traten de recomponerse tras las dos derrotas electorales y la grave crisis provocada por la defenestración de Pedro Sánchez como secretario general. Ahora, las vistas están orientadas hacia el futuro de la presidenta andaluza, Susana Díaz; al menos la mitad del PSOE le mira a ella como una posible sucesora al frente del partido. Si Sánchez pudo retirarse el pasado fin de semana con el plus del derrotado con honra -no se abstuvo ante Rajoy-, hasta sus seguidores opinan que la entrevista que concedió a Jordi Évole, en Salvados, ha sido un desastre para su objetivo de recomponer al PSOE, ya que lo situó "codo con codo" con Podemos, como una formación que, sí o sí, necesitará a Pablo Iglesias. 

 

"Si en algo me equivoqué fue en llamarles populista", le dijo a Évole, con quien no comentó ni las duras palabras del independentista Gabriel Rufián contra el PSOE ni los aplausos de la bancada de Podemos al portavoz de Bildu el día de la investidura

 

Susana Díaz ha tomado nota. Comienza el manejo de los tiempos, que es su mayor virtud política. Sánchez se lo ha dejado en bandeja. En su primera intervención pública después de la investidura de Rajoy, obvió las acusaciones que también le hizo Pedro Sánchez, al situarle en el bando de Felipe González y algunas empresas del Íbex, caso de Telefónica. Sin embargo, la presidenta  atacó, aunque sin citarlo, el modelo de PSOE que pretende Sánchez: lo que ella quiere es un  partido "autónomo del  PP y de Podemos", una formación "de mayorías". En su discurso de dimisión como diputados, Sánchez indicó que deseaba un PSOE "autónomo del PP y de los militantes". La presidenta marca otro territorio: un partido que aspira a no necesitar a socios estables y que esté centrado, entre las dos formaciones, una mayoritaria de la derecha, y la otra, de izquierda. "Siempre con un proyecto autónomo de la derecha y autónomo de Podemos. Y creo que un buen ejemplo de que se puede ser autónomo de la derecha y de Podemos es Andalucía. Aquí tenemos a la derecha en la oposición y a Podemos como tortolitos del Partido Popular haciéndole también oposición al Gobierno", indicó Susana Díaz ayer en Sevilla durante un acto.

 

El portavoz en la gestora, Mario Jiménez, también se abstuvo de entrar al trapo de las declaraciones de Sánchez. Sustituyó una rueda de prensa convocada en el Parlamento andaluz por una breve declaración a la entrada de una reunión de portavoces. La gestora aún no tiene una idea fija de cuándo se celebrará el congreso y las primarias para elegir al secretario general, pero Jiménez ya ha avanzado que no será cuando quiera una persona, en referencia a Pedro Sánchez. Fuentes consultadas en el PSOE andaluza sostienen que la mejor fecha sería entre la primavera y el verano, aunque más cerca del verano. Su idea pasa por realizar antes un debate profundo sobre la renovación, que se materialice en la ponencia marco, para pasar, luego, a abrir las candidaturas y el congreso. El secretario general se elige semanas antes del cónclave en elecciones primarias.

 

Susana Díaz no se ha pronunciado sobre qué hará. Ayer dijo: "No es el momento de proyectos personalistas, sino el momento del PSOE. El PSOE tiene mucha fuerza y es mucho PSOE. En el momento en que seamos capaces de redefinir a nuestro partido como uno de amplias mayorías, estoy convencida de que tendremos la confianza de los ciudadanos" . Y siguió: "Estoy convencida de que todos aportaremos lo mejor de nosotros mismos. Porque el PSOE lo merece. El PSOE tiene un buen grupo parlamentario que hará una oposición útil a los ciudadanos. Y el partido evidentemente tendrá que volver a redefinir un proyecto ganador, lo que desean la inmensa mayoría de militantes, y millones de votantes que nos han votado o que están deseando volver a votarnos".

 

"Estamos en un momento de gobernanza -explicó Díaz-. Los ciudadanos quieren que les arreglen sus problemas. Ahora ya hay Gobierno en este país y tiene que haber oposición, y quien tiene que liderarla es el PSOE. Paralelamente a esa gobernanza, es verdad que el PSOE necesita reconstruir un proyecto reconocible. Es evidente que sólo si el PSOE lidera una mayoría de izquierdas deja de gobernar la derecha. Y en eso estamos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios