Andalucía

Problemas técnicos pueden retrasar la causa de los cursos de formación

  • La Consejería de Justicia refuerza con dos funcionarios el juzgado para escanear más de dos millones de folios de documentos

La causa relacionada con las ayudas a los cursos de formación que investiga la juez Mercedes Alaya puede sufrir graves contratiempos cuando aún no ha comenzado la verdadera instrucción judicial debido a problemas técnicos. La magistrada solicitó hace tiempo a la Consejería de Justicia e Interior la contratación de una empresa externa para que procediera a escanear los más de dos millones de folios que componen los documentos de los expedientes a investigar relacionados con las ayudas concedidas por la dirección general de Formación de la Junta desde el año 2001.

La consejería que dirige Emilio de Llera ha decidido no contratar una empresa externa para esta labor y, en su lugar, ha reforzado la plantilla del juzgado con dos funcionarios del cuerpo de auxilio que desde ayer mismo están en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla para dedicarse en exclusiva a la ardua labor de escanear la ingente documentación, según confirmaron ayer fuentes de la Administración autonómica.

Otras fuentes consultadas por este periódico apuntan, no obstante, que la medida puede resultar insuficiente para desarrollar esta labor en un tiempo prudencial, por cuanto estiman que dada la abundante documentación que debe ser digitalizada y el tiempo que se emplea en esta labor, el trabajo pueden prolongarse durante meses e incluso llegar a un año.

Las mismas fuentes plantean asimismo que no sólo basta con escanear los dos millones de folios, sino que esta labor debe hacerse además teniendo ciertos criterios de documentación, para que ante a pesar del volumen de datos almacenados el contenido de los mismos pueda ser consultado de manera ágil, lo que requiere una estructuración en carpetas organizadas. De lo contrario, la búsqueda de algún expediente concreto podría resultar muy complicada.

La Consejería de Justicia aseguró ayer que "siempre" ha atendido las necesidades de medios de los órganos judiciales andaluces y, de acuerdo con esta política general y "considerando la especial carga de trabajo que recae sobre el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla" se le ha dado una respuesta "favorable a todas las peticiones que se han cursado desde dicho órgano judicial con el fin de facilitar, dentro de las competencias que corresponden a la comunidad autónoma, los medios humanos, tecnológicos y de otra índole necesarios para el desempeño de sus funciones.

Así, la Junta destaca que el juzgado, que contaba inicialmente con diez funcionarios, ha sido reforzado desde el año 2010 con otros cinco funcionarios, lo que supone un incremento del 50% de la plantilla. Los dos últimos refuerzos han sido nombrados ahora en respuesta a la necesidad transmitida desde el juzgado "de gestionar y asegurar la ingente documentación generada por alguna de las diligencias que se tramitan". La Consejería ha enviado al juzgado dos escáneres y dos discos duros de alta capacidad para "grabar la citada documentación, medios que ya han sido instalados en este juzgado".

En los últimos años se ha dotado al juzgado de otros recursos como una fotocopiadora en color, una máquina destructora de papeles, una torre duplicadora de DVD, además de haberse instalado el nuevo sistema Lexnet de notificaciones judiciales telemáticas para "agilizar las numerosas citaciones y notificaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios