Sucesos

Muere un policía de Sevilla en El Palmar al socorrer a dos bañistas

  • Una surfista salvó a los dos turistas que pidieron auxilio sin percartarse de que el agente también había ido en su busca. Carlos Calderón estaba destinado en la comisaría de Alcalá de Guadaíra.

Comentarios 44

Un policía nacional de Sevilla murió este miércoles en la playa gaditana del Palmar al intentar socorrer a dos bañistas. El agente, Carlos Calderón Arias, de 33 años, estaba destinado en la comisaría de Alcalá de Guadaíra y se encontraba pasando unos días de vacaciones con su mujer en Vejer de la Frontera. Se encontraba en la playa a las 12:30 de cuando vio pedir auxilio a dos bañistas extranjeros, uno francés y otro alemán, y se lanzó al agua, en una zona conocida por sus peligrosas corrientes.

Una joven extranjera que trabaja como profesora en una escuela de Surf pudo salvar a las dos personas que pedían auxilio, pero no se había percatado que el policía estaba también en el agua. Al llegar a la orilla, la mujer del agente le preguntó por él y la surfista volvió a adentrarse en el mar, sin encontrar ya rastro alguno del policía.

A las cinco y media de la tarde, un equipo de buzos de la Guardia Civil halló el cadáver de Carlos Calderón sumergido en el agua, a unos 400 metros del lugar en el que había sido visto por última vez, según informaron fuentes de Salvamento Marítimo. Durante las horas que estuvo desaparecido, un amplio dispositivo de búsqueda trató de localizar el cuerpo.

En él participaron submarinistas de la Guardia Civil y de la Policía Nacional; la embarcación Atria y el helicóptero Helimer 201, pertenecientes a Salvamento Marítimo; además de un helicóptero y una patrullera de la Guardia Civil y del buque de la Armada Mar Caribe. El cuerpo sin vida del policía fue trasladado al puerto de Conil en una zódiac. En las próximas horas se le realizará la correspondiente autopsia.

El director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, viajó a Cádiz al conocer la noticia de la desaparición del agente y durante el trayecto se le comunicó el hallazgo del cadáver, por lo que se dirigió a Conil para apoyar a los familiares y compañeros del fallecido. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, mostró su solidaridad y su pésame a la familia de Carlos Calderón y destacó que este agente es un "orgullo" para el Cuerpo Nacional de Policía. En declaraciones a los periodistas, Fernández Díaz destacó la "trágica, triste, pero heroica acción" del agente y anunció que se le concederá la medalla del Mérito Policial a título póstumo.

Carlos Calderón Arias llevaba seis años en la Policía Nacional. Es natural de Alcalá de Guadaíra y llegó destinado a Sevilla en el año 2008. El pasado 21 de mayo consiguió el traslado a la comisaría de su localidad natal, Alcalá de Guadaíra, en el concurso general de méritos de este año. En el tiempo que estuvo destinado en la capital formó parte del grupo de Policía Judicial de la comisaría del distrito Nervión. Ahora, al llegar a Alcalá, había sido integrado en el Grupo Operativo de Respuesta (GOR) de este municipio.

Durante su etapa en Nervión, fue representante del sindicato Unión Federal de Policía (UFP), cuyo secretario general en Sevilla, Antonio Jurado, lo recordó como muy servicial y que, como sindicalista, siempre luchó por facilitar las condiciones de trabajo de sus compañeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios