Andalucía

Jurados ciudadanos evaluarán las políticas de la Junta en sanidad

  • La Administración andaluza propondrá medidas de participación directa para mejorar el diseño de las actuaciones en materia de salud

La Junta de Andalucía quiere que los ciudadanos participen de forma activa en las medidas que toma en el ámbito de la salud. Para ello, la Consejería de Salud trabaja en una orden por la que articulará un amplio catálogo de medidas que fomentarán la participación con el objetivo de "resolver los problemas colectivos en el área de salud".

Según el borrador de esta orden, los ciudadanos podrán expresar sus opiniones, proponer acciones, reflexionar, juzgar, criticar o analizar las políticas de salud, e incluso aportar "ideas creativas". Pero los ciudadanos no sólo tendrán oportunidad de aportar sus consideraciones, sino que también evaluarán las políticas públicas que ejecuta la Administración autonómica. Entre los instrumentos previstos se encuentra la creación de los jurados ciudadanos de salud pública.

Fuentes de la Consejería de Salud, que dirige Aquilino Alonso, admiten que la idea de los jurados está aún en mimbres. Se constituirán mediante su propia norma reglamentaria, pero la forma está aún por decidir. No hay muchos precedentes en la materia, añaden. La orden está en trámite de audiencia, por lo que aún se aceptan sugerencias, aunque la fórmula esbozada en el texto de la orden abre la puerta a la convocatoria de los ciudadanos. El proyecto señala que los jurados ciudadanos "estarán constituidos de forma dual entre ciudadanía y expertos". Podría ser participación de individuos particulares y de colectivos, asociaciones y demás relacionadas con el ámbito de la salud, aportan las mismas fuentes. Los jurados "tienen como finalidad evaluar la eficacia y el resultado de un proyecto, programa o iniciativa concreta de salud pública llevada a cabo por la administración de salud pública", afirma el proyecto.

Los mecanismos para buscar la colaboración ciudadana proceden de un trabajo previo que se concretó en un foro ciudadano de debate y en el desarrollo de dos paneles ciudadanos.

Tras esta experiencia, la Consejería de Salud proyecta un foro ciudadano de salud pública. Este foro consultivo emitirá recomendaciones no vinculantes a la administración de salud, a la propia ciudadanía, a la sociedad civil y económica y a los profesionales. El Foro se articula como organismo independiente incluso de la propia Administración, aunque será la Consejería de Salud quien lo administre y fomente.

Este instrumento de reflexión y debate sobre la salud y el bienestar de la población andaluza se instrumentará en un portal web y también mediante convocatoria física para abordar algún asunto concreto.

En el ámbito de este foro se reservará un espacio para un banco de ideas de la ciudadanía, en el que se recogerán las observaciones y recomendaciones que obtengan un mayor respaldo de los ciudadanos. Estas ideas se incorporarán como iniciativas para el diseño de las bases de la planificación sanitaria, subraya el proyecto de orden.

Como un tercer instrumento de participación aparece la audiencia pública, un procedimiento común en la tramitación de las iniciativas públicas. La convocatoria es pública, consta de un plazo de entre 15 días a dos meses, y el objetivo pasa por recoger las aportacions de la ciudadanía y la sociedad civil sobre las referencias más significativas de un proyecto de ley o programa. El proceso continúa con la elaboración de un informe sobre el proceso de audiencia que recoja las aportaciones más relevantes y la justificación de aquellas que se rechazan.

También se propone la constitución de "paneles ciudadanos", constituidos por un mínimo de siete expertos y cinco representantes de entidades sociales.

El último mecanismo previsto se denomina redes para la acción en acción pública. La Consejería de Salud propiciará la creación y desarrollo de redes de profesionales, ciudadanos, sociales, o mixtas, en la que los actores compartan información, así como "soluciones innovadoras" para los problemas de salud individual y colectiva.

A partir de la aprobación de la orden, la Junta tiene previsto convocar a los ciudadanos a procesos participativos con "retos o desafíos" sobre los que aportar soluciones. Las iniciativas de la Junta en salud incorporarán desde ese momento un informe sobre el proceso de participación que han experimentado. Cada mecanismo de los descritos tendrá su popio reglamento interno de funcionamiento en el que se definirá el proceso de selección, así como cada uno de ellos contará con una evaluación sobre su eficacia.

Esta orden sobre las medidas y mecanismos de colaboración ciudadana desarrolla el derecho a la participación recogido en la ley de salud publica de Andalucía aprobada en diciembre de 2011.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios