Educación

La Junta ve de "lógica aplastante" la bajada de oferta en las plazas concertadas

  • Mar Moreno señala que la disminución de unidades en la enseñanza concertada va pareja a la menor presencia de alumnos

 La consejera de Educación, Mar Moreno, ha considerado hoy de "lógica aplastante" que se disminuyan el número de unidades de enseñanza concertada ya que el curso escolar comienza con menos alumnos. 

En declaraciones a los periodistas hoy en Córdoba tras participar en un encuentro formativo con 120 directores de centros de enseñanza, Moreno ha remarcado que la Consejería de Educación "tiene las ideas muy claras" y ha hecho "algo bastante sencillo", como es reducir el número de unidades escolares, tanto en la enseñanza pública como en la concertada, al haber menos alumnos. 

"Si hay menos alumnos, afecta a lo público y a lo concertado", ha sentenciado. 

Sobre la decisión de la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza de Andalucía de sumarse a las acciones judiciales contra la reducción de los conciertos, la consejera ha señalado que la Junta "siempre respeta cualquier queja o acción legal", lo cual "no enturbia" la relaciones entre la Administración autonómica y las organizaciones de la enseñanza concertada. 

Por otro lado, se ha referido a varios casos hechos públicos por diferentes claustros de profesores asegurando que algunas delegaciones de Educación habían aprobado a alumnos con varias asignaturas suspendidas. 

Moreno ha dicho que desconoce los expedientes de esas reclamaciones aunque "le extraña mucho" que se hayan dado casos como el de aprobar a un alumno con ocho asignaturas suspensas. 

En todo caso, ha aclarado que la Junta "no aprueba ni suspende a nadie", sino que son las comisiones técnicas de inspectores y profesores las que lo deciden. 

Moreno ha dicho que es algo "anecdótico" que en un sistema con dos millones de alumnos haya cerca de medio millar de reclamaciones por curso, "de las cuales el 83 por ciento se desestiman". 

La consejera también ha valorado la función que desempeñan los directores de los centros educativos porque se trata de una labor "compleja", en la que "hay que tener capacidad para trabajar en equipo, generar un buen clima con las familias, llevar la administración, la economía de los centros y ejercer el liderazgo pedagógico". 

Antes de marcharse, ha tenido que atender las reclamaciones de una decena de profesores que le han mostrado su descontento por el despido de unos 4.500 interinos y le han pedido que tome soluciones, algo en lo que, según Moreno, están trabajando. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios